Actualizado 14/10/2009 22:06 CET

Los paradistas del mercado de Sant Antoni se muestran optimistas con el traslado

BARCELONA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los paradistas del mercado de Sant Antoni de Barcelona, con una actitud optimista con su traslado, abrieron sus comercios hoy en las carpas provisionales que permanecerán abiertas mientras dure la remodelación del edificio histórico.

La apertura de las dos carpas supondrá un cambio, pero los paradistas lo consideraron como algo necesario, afirmó Núria, comerciante de ropa, que recalcó que se encontraban en "unas condiciones tremendas" en el antiguo edificio. Toni, frutero del mercado, valoró el cambio como algo positivo y añadió que es "un cambio que se tenía que hacer".

Magda, encargada de una parada de ropa infantil, reconoció a Europa Press que no estaba contenta porque redujeron su parada. Aun así, cree que el cambio será positivo.

En su primer día las carpas concentraron una gran cantidad de personas, pero los paradistas fueron prudentes y afirmaron que habría que esperar. Uno de los tenderos comparó los pasillos del nuevo mercado con 'Las Ramblas' de Barcelona y explicó que el único inconveniente es que "los pasillos son muy estrechos". Por el momento, los comerciantes asociaron la gran afluencia de gente a su primer día de apertura. "Hay más gente de la cuenta, que han venido a chafardear", opinó una de las paradistas.

Según manifestarona Europa Press algunos trabajadores, el traslado a las nuevas carpas, que duró tres días, fue duro pero "como cualquier traslado", concretó Núria.

Los vecinos también se mostraron conformes con las nuevas instalaciones y resaltaron de manera positiva algunos cambios, como la incorporación del aire acondicionado.

DE 600 A 400 COMERCIANTES

En declaraciones a los periodistas, el gerente del Institut Municipal de Mercats (IMMB), Jordi Torrades, explicó hoy que el mercado pasa de tener 600 comerciantes a 400. De Els Encants de ropa y el dominical de libros quedarán el 80%, mientras que las paradas de fresco se reducen a la mitad.

No obstante, Sant Antoni se mantendrá como el mayor mercado de fresco de Barcelona, con 96 establecimientos, por encima de los 60 que tienen otros recintos como el de Santa Caterina y el de la Concepció.

Los paradistas de fresco y de ropa estarán unos cuatro años en los mercados provisionales, pero por ahora no se moverán los puestos exteriores al mercado histórico situados en la calle Manso con Tamarit, y que venden ropa y artículos para el hogar. Los paradistas de libros que venden los domingos tampoco se moverán hasta al menos verano.

Torrades explicó que mientras duren las excavaciones arqueológicas y se haga la contratación de las obras, el mercado dominical no se moverá. Cuando empiecen los mayores trabajos, que esperó que coincidan con los de la prolongación de la Línea 2 del Metro, definirán un emplazamiento entre las calles Manso, Urgell y Borrell.

El traslado a las carpas provisionales se había planificado en los últimos dos años, y significa una nueva etapa de un mercado que el año pasado celebró su 125 aniversario y que "no deja de ser una referencia para la ciudad", según Torrades. Su historia no se perderá y el IMMB guardará algunos de los carros de madera que servían de almacenaje.

El 20 de octubre reabrirá ya reformado el Mercado de la Llibertat, en Gràcia, que es uno de los tres mercados catalogados junto con Sant Antoni y la Concepció. Torrades añadió que es "una época dorada de inversión", con 18 reformas acabadas y siete en marcha. Con las modernizaciones, se ha pasado de las 6.500 paradas en la década de los 80 a unas 3.500.

Lo más leído

  1. 1

    Científicos señalan que hay una posibilidad del 50% de vivir en una simulación como Matrix

  2. 2

    La hija de una víctima de ETA censura a Abascal por "utilizar" a su padre: "No voy a permitir que manches su nombre"

  3. 3

    Fracasa la moción de censura de Abascal al no sumar Vox ni un voto en el Congreso

  4. 4

    Sergio Ramos muestra, por descuido, la funda de su teléfono móvil y ¡nos encanta!

  5. 5

    Ábalos pide disculpas a la gente "de buena fe" por la fotografía junto a Lastra fumando en el patio del Congreso