Personas con trastorno mental ayudan a pacientes ingresados en un programa del Sant Pau

Hospital Sant Pau
Europa Press - Archivo
Publicado 10/10/2018 18:43:08CET

BARCELONA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Hospital de Sant Pau de Barcelona ha iniciado un programa de ayuda mutua pionero en el Estado en el que pacientes ingresados en la Unidad de agudos de Psiquiatría reciben apoyo de personas que conviven con un trastorno y han pasado por la misma experiencia, una iniciativa que estudian incorporar otros centros catalanes.

En un comunicado este miércoles, el hospital ha explicado que la iniciativa ha formado grupos de diálogo entre los pacientes y que los conducen personas de fuera el entorno hospitalario, "que aportan mensajes de esperanza y confianza en la recuperación".

"La gente tiene menos miedo de hablar de su problema de salud mental, menos sensación de autoestigma. Pasan cosas mágicas", ha afirmado en declaraciones a Europa Press el supervisor de enfermería en psiquiatría, Aleix Marieges, que colaboró en el impulso de esta iniciativa.

El modelo, que implantarán otros centros en Catalunya, es fruto de la colaboración entre el Sant Pau y el colectivo Activament Catalunya Associació, formado por personas con experiencia en trastorno mental.

En 2016, ambas instituciones iniciaron su colaboración junto a la Federació Veus y rediseñaron los espacios comunes de la Unidad de agudo para hacerlos "más amables", además de organizar un huerto terapéutico --que posteriormente se ha replicado en el Hospital del Mar de Barcelona-- e iniciar una experiencia piloto con un grupo de ayuda mutua.

La experiencia ha sido medida en base a una encuesta test-retest que mide los cambios sobre la actitud de las personas ingresadas frente al trastorno, y que ha detectado una reducción del miedo ante la enfermedad y un cambio positivo en su actitud.

APRENDIZAJES ÚTILES

Con el objetivo de que las personas que pasan por esta unidad pudieran tener aprendizajes "útiles para la vida diaria", pensaron con la asociación que podían realizarse sesiones en el hospital de la misma forma en que se realizan sensibilizaciones a centros educativos y cívicos.

La iniciativa fue validada por jefes clínicos, y actualmente se están formando a más personas para que colaboren con estos grupos, ya que ofrecen a los pacientes "un mensaje que traspasa mucho más que otro que puedan dar los profesionales".