Puig (CiU) acusa a PSOE y PSC de hacer con el catalán "aquello que ni el PP se atrevió a hacer con mayoría absoluta"

Actualizado 06/07/2008 16:59:36 CET

BARCELONA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general adjunto de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Felip Puig, acusó hoy al PSOE de "practicar aquello que ni el Partido Popular se atrevió a hacer con mayoría absoluta, rompiendo el modelo de inmersión lingüística de Catalunya, con la complicidad, colaboración y comprensión" de los socialistas catalanes.

Puig consideró "muy lejana" la posibilidad de un pacto entre CiU y PSOE, "no sólo por la financiación, que no se resolverá bien, o la situación económica, sino por el engaño al declarar un acuerdo de plurilingüísmo que está abriendo la puerta a que por primera en treinta años, las matemáticas, geografía o ciencias sociales se vuelvan a enseñar en castellano en Catalunya".

"Mientras hay grandes discursos sobre el plurilingüísmo, en setiembre se implantará la tercera hora de castellano en la escuela", denunció. Para el convergente, "con la maniobra de distracción de un 'manifiesto', el PSOE intenta abrir de nuevo un conflicto que no existe".

En este sentido, señaló que el PSC tiene una "responsabilidad total" en la implantación de la tercera hora de castellano en la escuela, que calificó de "agresión". Para el dirigente, el PSC ha estado en el congreso "prácticamente en la sombra, sin un papel dentro del partido socialista".

Respecto al congreso del PSOE, añadió que "sorprende que un partido que está gobernando no haya aportado ninguna propuesta ni fórmula" ante la crisis económica, y subrayó que el partido socialista se aleja cada vez más del centro, acercándose a debates ideológicos claramente de izquierdas, que "hoy no son la preocupación de los ciudadanos".

Sobre la posibilidad de que los inmigrantes puedan votar en las elecciones municipales, indicó que CiU no comparte la propuesta socialista: "Del mismo modo que los derechos sociales están íntimamente ligados a la residencia, los derechos políticos deben ir ligados con la ciudadanía y la integración".

"FALTA DE DEMOCRACIA INTERNA" EN EL PP

Puig también valoró negativamente el congreso del Partido Popular de Catalunya por "trasladar un mensaje de falta de democracia interna, de alejamiento de lo que es la participación, la transparencia, y por la posición dictatorial por parte del PP central".

"Cuando la dirección de un partido intenta ir en contra de la democracia interna, se paga", matizó. El dirigente de Convergencia culpó al PPC de "ir en contra de aquello que Rajoy prometió, un giro de aproximación a Catalunya".

Consideró que los populares se encuentran cada vez más desconectados de la sociedad catalana, "de la realidad de nuestro país, de la sensibilidad de los ciudadanos de Catalunya y evidentemente, de sus propios militantes".

"No hay grandes diferencias entre el proyecto de Camacho y Nebrera", valoró. Pero sí indicó una "voluntad férrea del PP de España de controlar a los populares catalanes e impedir que sus votantes actúen libre y democráticamente, y eso nos preocupa".

Rechazó una aproximación con los candidatos populares de Catalunya. "Representan un proyecto de la derecha española muy alejado de la sensibilidad catalana", afirmó.