Rufián y Zaragoza critican a Colomines por decir que una independencia sin muertos tarda más

Agustí Colomines (Archivo)
EUROPA PRESS
Publicado 17/10/2018 14:40:53CET

"El proceso catalán no desea muertos y por eso llevará más tiempo conseguir el objetivo"

BARCELONA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Gabriel Rufián (ERC), José Zaragoza (PSC) y José Rosiñol (SCC) han coincidido en criticar las palabras del historiador y coimpulsor de la Crida Nacional per la República, Agustí Colomines, por afirmar el lunes que toda independencia tarda mucho más si no hay muertos, aunque este miércoles ha enfatizado que el proceso soberanista "no desea muertos".

Colomines dijo el lunes en una entrevista de La Xarxa: "¿Hubo muchas ingenuidades? Sí, no hay ningún tipo de duda. Sobre todo, si intentas hacer este experimento tan catalán de intentar una independencia sin un solo muerto".

Al preguntársele si debe haber muertos, ha respondido que "de momento, en todas las independencias del mundo ha habido muertos. En la nuestra hemos decidido que no queremos. Si decides que no quieres, pues tardas más. El proceso es mucho más largo".

En un tuit de este miércoles, ha respondido a las críticas de Rufián: "Se ve que Gabriel Rufián no debe de entender el catalán. Traduzco y simplifico: 'el proceso catalán no desea muertos y por eso llevará más tiempo conseguir el objetivo".

REACCIONES

El diputado de ERC en la Cámara Baja ha dicho este mismo miércoles, en declaraciones a La Sexta recogidas por Europa Press: "Una absoluta barbaridad. Repito: una absoluta barbaridad".

El diputado del PSC en el Congreso José Zaragoza, también en La Sexta, ha interpretado que a algunos les molesta que haya una posibilidad de solución; ha tachado a Colomines de exaltado y sin mucho sentido común, y ha advertido de que personas como él "sean escuchadas por la opinión pública".

Y en Twitter, el presidente de SCC, José Rosiñol, ha tachado de intolerable que "líderes e ideólogos independentistas flirteen con la violencia y hablen directamente de muertos. Esto merece una condena sin paliativos de Quim Torra y su Govern".