Publicado 01/09/2016 20:44CET

Rull exige retomar las obras de los accesos de la N-II en Pontós, Garrigàs y Borrassà

Rull se reúne con los alcaldes de Pontós, Garrigàs y Borrassà sobre la N-II
CONSELLERIA DE TERRITORI I SOSTENIBILITAT

GIRONA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, ha exigido al Ministerio de Fomento que informe sobre los motivos del retraso de la ejecución de los nuevos accesos de la N-II y que se retomen, después de reunirse con los alcaldes de Pontós, Jaume Prats; Garrigàs, Josep Masoliver, y Borrassà (Girona), Ferran Roquer.

Rull se ha reunido con los alcaldes para abordar las obras pendientes para formar nuevos enlaces en la N-II en el entorno de estos municipios y de Palau de Santa Eulàlia, ha detallado la Conselleria este jueves en un comunicado.

En una reunión en la que también ha participado el secretario de Infraestructuras y Movilidad, Ricard Font, Rull ha asegurado que la Conselleria también ha reclamado al Ministerio que concrete a los municipios las posibles modificaciones del proyecto adjudicado.

La actuación prevista por el Ministerio consiste en remodelar las intersecciones de la N-II con la GIV-5125 en Pontós y con la GIV-6226 en Garrigàs para convertirlas en enlaces a distinto nivel, para suprimir giros e incorporaciones directas y mejorar la seguridad.

Rull también ha lamentado incumplimientos en los trabajos en la N-II entre Orriols (Girona) y la frontera francesa, que deberían haber empezado en 2015, y en los de Bàscara y Pont de Molins, que sostiene que deberían haber empezado en 2016.

Ha criticado los "continuados" retrasos en las obras del Ministerio en Catalunya, algo que ha ejemplificado con los trabajos de la B-40; los accesos viarios al Puerto de Barcelona; la conexión entre la A-2 y la AP-7; la de la C-32 con la Ronda Litoral y la duplicación de la N-II en Girona y la A-27 en Valls y Montblanc (Tarragona), entre otros.