Actualizado 28/12/2021 13:41 CET

El Síndic de Greuges asegura que aplicar contenciones mecánicas "tendría que ser la última ratio"

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, entrega el 'Informe del Mecanismo Catalán de Prevención de la Tortura' a la presidenta del Parlament de Catalunya, Laura Borràs
El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, entrega el 'Informe del Mecanismo Catalán de Prevención de la Tortura' a la presidenta del Parlament de Catalunya, Laura Borràs - EUROPA PRESS

Cree que se debe reforzar la salud mental en los centros penitenciarios

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha asegurado este martes que aplicar las contenciones mecánicas en los centros de personas privadas de libertad "tendría que ser la última ratio" o alternativa.

En una rueda de prensa para presentar el 'Informe anual del Mecanismo Catalán de Prevención de la Tortura' en el Parlament junto al adjunto general, Jaume Saura, ha manifestado que las contenciones tendrían que hacerse "de acuerdo con los protocolos conocidos".

Ha añadido que las contenciones se deberían realizar con la ayuda de equipos multidisciplinarios con capacidad de resolver conflictos antes de aplicar esta técnica y "con los medios y la formación adecuada".

En el caso de que se deba practicar a niños, el Síndic ha defendido que la contención mecánica "solo se tendría que poder aplicar con criterio médico y con la supervisión de profesionales del ámbito de la salud".

Ante el anuncio de la intención de modificar la Circular 2/2021 de la Conselleria de Justicia, el Síndic ha expresado que en el informe se sugiere que esta revisión se realice de manera "transparente y que participen todos los interlocutores relevantes" antes de realizar cualquier cambio.

También ha pedido tener en cuenta la opinión de los especialistas y que se respeten los derechos humanos, en sus palabras.

PANDEMIA

Ribó ha expresado que aunque en febrero de este año se reanudaron las visitas presenciales en los centros con personas privadas de libertad, después de que se prohibieran en marzo de 2020 a causa de la pandemia, "todavía no se han desarrollado con normalidad".

Miembros del equipo del Síndic han visitado 29 centros: 15 de las visitas han sido en comisarías de policía, siete en centros penitenciarios, cuatro en centros de justicia juvenil y otros centros residenciales y sociosanitarios, y las observaciones y conclusiones se han recogido en el informe presentado.

El informe también incluye un estudio monográfico con los resultados de 1.623 encuestas a personas internas en centros penitenciarios y de justicia juvenil para valorar la respuesta de las administraciones públicas durante la pandemia.

El Síndic ha afirmado que los protocolos de prevención adoptados y la vacunación del personal funcionario y de los internos han permitido que "la tasa de contagios en los centros haya sido relativamente baja".

Respecto a los niños con padres en prisión, el Síndic ha insistido en la necesidad de mejorar los espacios de comunicación familiar para garantizar "entornos adecuados y amigables" para los menores.

VISITAS MÉDICAS Y SALUD MENTAL

El Síndic ha reiterado que se tiene que aplicar el Protocolo Estambul durante las visitas médicas y garantizar que los detenidos las reciban en privado, sin presencia policial durante la atención sanitaria.

Por su parte, Jaume Saura ha defendido reforzar la salud mental en los centros penitenciarios, ya que al preguntar a los internos si las personas afectadas recibieron una respuesta adecuada por parte de la administración, la valoración "en febrero-marzo era más bien negativa", aunque ha asegurado que existen protocolos que hay que reforzar postpandemia.

Saura también ha lamentado que "la pandemia ha provocado que no se puedan hacer actividades extramodulares y ha limitado las actividades de los internos", principalmente las de las mujeres y adolescentes, ya que no pueden salir de sus módulos.

Contador