Actualizado 01/03/2012 15:04 CET

El Tibidabo perdió 1,5 millones en 2011 pese a recuperar un 10% de visitantes

El Tibidabo De Barcelona, En La Sierra De Collserola
EUROPA PRESS

El Ayuntamiento quiere llegar a 600.000 visitantes anuales para privatizar su gestión

BARCELONA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El parque de atracciones del Tibidabo de Barcelona registró en 2011 unas pérdidas de 1,5 millones de euros pese a ganar 40.000 visitantes --un 10%-- y recibir un total de 442.693, datos que según la dirección marcan una "tendencia de recuperación" tras el accidente mortal en la atracción de El Péndulo de julio de 2010.

En la presentación de la nueva temporada, que comienza este sábado, el presidente del parque y concejal de Medio Ambiente y Sarrià-Sant Gervasi, Joan Puigdollers, y la directora, Rosa Muñoz, han considerado que los números han mejorado respecto a 2010, cuando alcanzó un déficit de 2,2 millones y perdió el 34% de visitantes, pasando de 617.903 en 2009 a 402.009.

La dirección, que ha achacado el retroceso desde 2009 al accidente de El Péndulo y a la crisis, se marca como objetivo llegar a 600.000 visitantes, "una cifra mágica", según Puigdollers, que ya se superó en 2009 y que es clave para la recuperación del emblemático parque.

"Es la cifra ideal para el parque que nos dé el equilibro económico y que, de no ser por el accidente, que junto a la crisis tuvo una incidencia muy importante, ya la conseguiríamos", ha asegurado.

Ha explicado que una vez se llegue a este número el consistorio se planteará la cesión de la gestión a un operador privado sin perder la propiedad de las instalaciones: "No lo privatizaremos y seguirá siendo propiedad del Ayuntamiento, pero encargaremos la gestión una empresa privada a través de un concurso público".

El parque ofrece en su nueva temporada novedades, entre las que destaca el pack 'Tibidabo Classic', que por 11 euros incluye llegar al recinto en transporte público --con el Tramvia Blau y el Funicular-- y una entrada especial que da acceso al Camí del Cel, el Museu dels Autòmats, el Miramiralls y una atracción a escoger.

Esta oferta se enmarca en el objetivo de potenciar la movilidad en transporte público; así, la dirección quiere promocionar el uso de autobuses lanzadera desde plaza Catalunya --con un coste de 2,85 euros, reembolsables al presentar entrada en taquilla--, y del bus desde el aparcamiento de Sant Genís, en la Vall d'Hebron --con coste de 4 euros con aparcamiento incluido--, además del Funicular y Tramvia Blau.

En cuanto a atracciones, en mayo el parque inaugurará seis camas elásticas tematizadas e integradas en el entorno, que se sumarán al estreno de tres películas infantiles en 4D en el cinema Dibidabo --Robin Hood, Drácula y la navideña Sleich Ride--, y a la renovación de los cuatro espectáculos de cierre de jornada.

NUEVA NORIA EN 2013

También este año está previsto el inicio de la construcción de la nueva noria, que Muñoz espera estrenar a principios de 2013 para completar la renovación del catálogo de atracciones que reclaman los visitantes: "Nos dicen que quieren novedades, y por eso queremos que una atracción tan emblemática esté a punto el año que viene".

En paralelo, el calendario cultural del Tibidabo incluye en abril una jornada dedicada a los 'castellers' de Vilafranca y de Barcelona, una programación de espectáculos de magia entre mayo y junio, y una muestra de marionetas en noviembre; mientras que el solidario contempla seis encuentros impulsados por diferentes ONG catalanas.

Las tarifas mantienen los mismos precios que el año pasado --25,20 euros para mayores de 6 años, 9 euros para niños de entre 3 y 6 años, y gratuito para menores de 3 años--, y ofrece una cuota de 121 euros más 20 de inscripción para socios, que actualmente son 14.000 y el parque confía en llegar a 17.000 este año.