Torrent (ERC) cree que descartar elecciones "sería contradictorio" si se reclama un referéndum

Publicado 08/09/2019 12:26:16CET
El presidente del Parlament de Catalunya, Roger Torrent, en una foto de archivo.
El presidente del Parlament de Catalunya, Roger Torrent, en una foto de archivo. Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

BARCELONA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha mantenido que descartar la convocatoria de elecciones autonómicas "sería contradictorio" con reclamar un referéndum, en una entrevista este domingo en 'El Periódico' recogida por Europa Press.

"Si se pide un referéndum y se descartan otras urnas... A los demócratas las urnas nunca nos dan miedo. Al contrario", ha dicho, preguntado por si estaba de acuerdo con que ningún demócrata puede descartar una votación, como dijo el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Aun así, ha afirmado que el gobierno de concentración por el que abogó como respuesta a la sentencia del juicio del 1-O le parece "la mejor solución para el inicio de la nueva fase postsentencia" porque fortalecería las instituciones, según él.

En clave nacional, ha afirmado que la movilización social de los independentistas y su "capacidad de incidencia en la gobernabilidad del Estado" son los instrumentos con los que cuentan para negociar un referéndum sobre la independencia de Catalunya, que considera inevitable.

"Hemos de ser capaces de generar todos los incentivos que hagan que al Estado le salga más a cuenta políticamente negociar este referéndum que cronificar el conflicto", ha sostenido.

Preguntado por si ERC se abstendría en una segunda investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha contestado que ya se verá, aunque ha emplazado al independentismo a reflexionar sobre qué le conviene más: si un gobierno en minoría, en el que puedan influir, o "el riesgo de ir a elecciones y a un Gobierno de tripartito ultra".

Por ello, Torrent ha apostado por pactar soluciones concretas con el Estado a partir de dos premisas: el diálogo y la presión democrática, puesto que "la gesticulación no sirve si no abre un escenario de futuro, si no acerca al objetivo político", ha dicho.

Contador