Publicado 10/12/2021 13:19CET

Verge presenta una ley para introducir la perspectiva antirracista en las políticas públicas

La consellera de Igualdad y Feminismos, en su visita al Centre Cultural Gitano La Mina en el Día de los Derechos Humanos
La consellera de Igualdad y Feminismos, en su visita al Centre Cultural Gitano La Mina en el Día de los Derechos Humanos - GOVERN DE LA GENERALITAT

SANT ADRIÀ DE BESÒS (BARCELONA), 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Igualdad y Feminismos de la Generalitat, Tània Verge, ha presentado este viernes --en el Día de los Derechos Humanos-- una ley "pionera" en el Estado que pretende introducir la perspectiva antirracista de manera transversal en todas las políticas públicas, en declaraciones a los medios después de su visita al Centro Cultural Gitano La Mina de Sant Adrià de Besòs (Barcelona).

Verge ve esta ley más necesaria que nunca porque cree que están aumentando los discursos de odio: "Para garantizar la igualdad hay que partir del reconocimiento de la diferencia. No hay nada que cause más desigualdad que tratar a todo el mundo con la misma vara de medir", y ha añadido que el antirracismo ha sido el gran ausente de las políticas públicas.

Ha explicado que la consulta pública a la ciudadanía sobre la ley empezará la próxima semana, tras la aprobación de la memoria la semana pasada, y en enero empezarán los grupos de trabajo presenciales con carácter territorial y temático: "Queremos que sea una ley participada", ha defendido la titular de Igualdad.

Además, ha detallado que para su elaboración, se tendrán en cuenta los trabajos de la Comisión de Estudio contra el Racismo Institucional y Estructural en el Parlament y que irá coordinada con la Ley de igualdad de trato y no discriminación, una norma que "prevé un reglamento sancionador".

Desde la asociación Veus Gitanes, Paqui Perona ha celebrado que "por primera vez en la historia" se reconozca el antigitanismo en un proyecto de ley y que este esté en la agenda política, pero ha pedido que acabe estando penado para que la justicia pueda actuar.

Perona se ha referido a distintas formas de discriminación hacia el pueblo gitano, como la segregación escolar, la ocupación de los puestos de trabajo "del último eslabón de la sociedad" y la discriminación por el aspecto, y ha añadido que las mujeres gitanas se sienten infantilizadas desde las instituciones y la administración.

Por su parte, el miembro del Centre Cultural Gitano La Mina, Manuel Fernández, ha considerado que están indefensos --en sus palabras-- frente a casos de discriminación, por lo que ha mostrado esperanza de que "el funcionariado tenga la información suficiente" mediante la ley antirracista en la que está trabajando el Govern.

Para leer más