Interceptan a 70 indocumentados en los vehículos que regresan tras la Feria de Ceuta

Efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional
M.G.
Actualizado 07/08/2018 22:21:24 CET

CEUTA, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los controles establecidos en el Puerto de Ceuta y el resto de la ciudad por las Fuerzas de Seguridad en el marco de la 'Operación Fin de Feria' para evitar que migrantes indocumentados embarquen con destino a Algeciras ocultos en los vehículos que devuelven las atracciones desplazadas a la ciudad autónoma para sus fiestas patronales se han saldado hasta última hora de la tarde de este martes con la interceptación de 70 extranjeros escondidos en los 272 turismos, furgonetas, camiones y remolques que han sido registrados desde primera hora de la mañana de este lunes.

Según han detallado fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta a Europa Press, entre los migrantes irregulares descubiertos hay 20 menores extranjeros no acompañados (MENA), todos ellos varones de nacionalidad marroquí. La relación de cincuenta adultos descubiertos incluye a 43 súbditos del Reino alauita, un nacional de Guinea y otro de Argelia.

El despliegue extraordinario policial que sigue a la finalización de las fiestas patronales de Ceuta involucra a efectivos de la Policía Local, Nacional y Portuaria para controlar el trasiego de vehículos desde el Real de la Feria hasta la Estación Marítima, donde la Guardia Civil utiliza perros especializados en localización de personas y un sistema de detección de latidos para descubrir a migrantes escondidos.

En 2017 el dispositivo se cerró con solo 41 indocumentados interceptados --30 adultos y once menores--, la mitad que en 2016 (82) pero muy lejos de las cifras que llegaron a alcanzarse a mediados de la década pasada (en 2006 fueron 383 los detenidos).

La vicepresidenta primera de la Asamblea, Rocío Salcedo (PP), competente en materia de Festejos en el Ejecutivo autonómico, se ha congratulado este martes en rueda de prensa por el desarrollo de una Feria "tranquila, segura y sin incidentes" que ha mantenido los hoteles locales "llenos" y el recinto ferial "abarrotado", con una "masiva" afluencia de visitantes tantos procedentes de Marruecos como de la península.

El portavoz del Ejecutivo ceutí, Jacob Hachuel, ha lamentado sin embargo las "deslealtades" en las que a su juicio ha incurrido el jefe de Gabinete de la delegada del Gobierno en la ciudad, el socialista Juan Hernández, al "aplaudir" el trabajo de los policías marroquíes "en detrimento del de los agentes locales" en relación con el caos circulatorio que mantuvo media Ceuta bloqueada durante casi todo el pasado fin de semana debido a la llegada de miles de vehículos de magrebíes en tránsito hacia sus países de origen.

El también consejero de Gobernación ha lamentado que la Delegación se viese "superada" por los acontecimientos y que no acertase a frenar el desembarco de más automóviles cuando la frontera del Reino alauita dejó de ser capaz de absorber los que llegaban al puerto ceutí.

En cualquier caso, Hachuel ha destacado que la Operación Paso del Estrecho (OPE) es competencia exclusiva de la Administración General del Estado y que no puede culpar de sus vicisitudes a la Policía Local, que según Hernández no hizo, como la Autoridad Portuaria, el "esfuerzo" que podría haber realizado para "canalizar" la situación.