Un perro detector de la Guardia Civil descubre a dos inmigrantes en doble fondo de un vehículo

Actualizado 17/12/2013 21:26:04 CET
Actualizado 17/12/2013 21:26:04 CET

Para leer más

Un perro detector de la Guardia Civil descubre a dos inmigrantes en doble fondo de un vehículo

En la frontera de Melilla

Dos inmigrantes hallados ocultos en un doble fondo de un coche en Melilla
Foto: EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL

MELILLA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha descubierto en la frontera entre Melilla y Marruecos a dos jóvenes subsaharianos ocultos en un vehículo conducido por un marroquí gracias al can detector de personas que indicó la presencia de personas ocultas en el interior del coche.

   Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla, la intervención se ha desarrollado en la Aduana de Beni-Enzar durante el registro de un vehículo marca Renault 18, de color gris y matrícula marroquí, ocupado a primera vista únicamente por su conductor, que en esos momentos pretendía acceder a la ciudad española.

   Así ha subrayado que "una vez apreciada cierta anomalía por los agentes actuantes, se inspeccionó de nuevo por el Servicio Cinológico, con el can detector de personas, que dio resultado positivo".

   Ello llevó a un registro exhaustivo que permitió la localización del doble fondo en el lugar "donde debía ir la rueda de repuesto y el depósito de combustible", que había sido sustituida por una garrafa de plástico.

   Así la citada fuente ha explicado que para llegar al lugar, bajo la chapa del maletero, tuvieron que desatornillarla  y en su interior, localizaron a dos personas de procedencia subsahariana que fueron auxiliados a salir de tan execrable habitáculo, recibiendo primeros auxilios ya que presentaban síntomas de entumecimiento y sudoración excesiva, "sin que fuese necesario la atención de los servicios médicos".

   Las personas auxiliadas, varones, jóvenes de 20 y 23 años de edad e indocumentadas, dicen proceder de Guinea Conakry y Guinea Bissau. El conductor del vehículo detenido es nacionalidad marroquí, de 31 años de edad, y atiende a las iniciales H.E.B., con domicilio en la vecina provincia de Nador (Maruecos), que ha pasado a disposición judicial como supuesto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros conocido como "tráfico de inmigrantes", decretando la autoridad judicial su ingreso en prisión.

Para leer más