Érase una vez en Hollywood... Brad Pitt 56 años, el triunfo de la genética

Publicado 13/08/2019 17:58:17CET
01 August 2019, Berlin: US actor Brad Pitt attends the German premiere of 'Once upon a time in Hollywood' film. Photo: Jens Kalaene/dpa-Zentralbild/dpa
01 August 2019, Berlin: US actor Brad Pitt attends the German premiere of 'Once upon a time in Hollywood' film. Photo: Jens Kalaene/dpa-Zentralbild/dpaJens Kalaene/dpa-Zentralbild/dpa

   MADRID, 13 Ago. (CHANCE) -

Este 15 de agosto es el día más esperado por todos los seguidores de Quentin Tarantino, los de Brad Pitt, los de Leonardo DiCaprio y Margot Robbie, ya que llegaba a los cines One Upon a Time, o lo que es lo mismo Érase una vez en Hollywood.

Como no, hay dos actores de altura, Brad Pitt y DiCaprio. Sin duda sorprenden con sus actuaciones y como no por sus físicos y no de ahora, sino de décadas. Y es que desde Entrevista con el Vampiro han pasado 25 años y desde Titanic han pasado ya más de 20 años. Y los años pasan hasta por estos incombustibles actores que, a día de hoy, cada vez que estrenan una película la cartelera lo agradece.

Estas dos icónicas estrellas hollywoodienses, estrenan película juntos y que mejor ocasión para hacer un análisis de su evolución fisicoestética a lo largo de su vida y su dilatada carrera cinematográfica plagada de luces, sombras, nominaciones y estatuillas.

Siempre que vemos a una actriz, miramos como va envejeciendo y si hay expresividad en su rostro. Hemos querido hablar con el Dr Leo Cerrud-www.doctorleocerrud.com-, experto en medicina estética, por donde pasan muchas mujeres y sobre todo, muchos hombres, para saber cómo han envejecido estos dos genios del cine.

Brad Pitt fuue y es, aunque a veces muy a su pesar, una de las caras más bonitas del firmamento Hollywood y forma, junto con Tom Cruise, el tándem de guaperas por excelencia de los últimos 30 años. Son los herederos directos de Robert Redford y Paul Newman.

Han pasado décadas desde que le vimos por primera vez luciendo ese mítico abdomen/tableta en la inolvidable Thelma y Louise -hace 28 años- pero hoy por hoy podemos asegurar que el tiempo se ha portado como un caballero con este guapísimo actor con cara de ángel y cuerpo sexy.

   Brad Pitt pertenece a ese reducido número de personas de genética superior a prueba de inestetismos (características corporales que se salen de los cánones estéticos establecidos como correctos y que podríamos definirlos como 'defectillos'), grasas incómodas, pelos extraños o dientes malos.

A lo largo de los años, a la expareja de Jennifer Aniston y de Angelina Jolie, le hemos visto de todas las guisas posibles e incluso hay constancia de que en alguna película han tenido que 'afearle' o 'envejecerle' para que el personaje resultase menos espectacularmente guapo y un poco más creíble. Brad Pitt tiene ese tipo de físico a prueba de bombas, que, se ponga como se ponga, resulta atractivo, envidiable, saludable, apetecible, cool y tremendamente sensual.

Analizando las millones de fotos que existen de este actor universal, podemos asegurar categóricamente que Brad Pitt es muy probable que no se haya hecho nunca absolutamente nada de medicina estética o cirugía plástica.

Aparte de algún coqueteo con la toxina botulínica en entrecejo, todo parece indicar que este señor se ha abandonado a su suerte con la seguridad de tener lo que yo llamo 'suerte genética': lo mejor de cada casa se juntan en esta especie de azar cósmico que da como resultado físicos como este. Gisele Bündchen es otro claro ejemplo o cualquier ángel de Victorias's secret también pertenece a esta categoría de suprahumanos.

"Brad Pitt tiene casi 56 años y no lo parece. Está cerca de los 60 y está fantástico, sigue explicando Cerrud. Las pocas arrugas que tiene le han salido estratégica y simétricamente en sitios súper sexy, las canas le quedan perfectas, los ojos se han enmarcado en serenidad y una juvenil madurez. Y el cuerpo, nada que agregar a un cuerpo que no ha hecho más que mejorar con el tiempo, lo nunca visto. Y además todo parece indicar que sin ayudas, intermediarios, callejones o atajos.

Es el triunfo de la genética sobre los tratamientos médico estéticos, algo que solo lo pueden decir ciertos elegidos que pertenecen al Olimpo de los semidioses o seres físicamente superiores. Para el resto, para el común de los mortales no nos queda más remedio que acudir a nuestra cita con las agujas cada 4, 6 ú 8 meses para intentar parecernos aunque sea un poco a cualquiera de estas deidades", acaba explicando Cerrud...

Contador

Para leer más