Eugenia Osborne recuerda a su hija fallecida: "Fue una luchadora. A pesar de todas las dificultades, lo intentó"

Eugenia Osborne madrina del proyecto solidario de Dodot
JOSEDINA BLANCO
Actualizado 08/11/2018 11:49:24 CET

MADRID, 7 Nov. (CHANCE) -

Eugenia Osborne ha sacado una vez más su lado solidario amadrinando el nuevo proyecto solidaro de Dodot, #PequeñosLuchadores, con la que donará 800 mil pañales para bebés prematuros a hospitales de toda España.

La hija de Bertín Osborne se mostraba muy ilusionada y orgullosa de que la hubieran llamado para encabezar el proyecto y, sobre todo, de que se vayan a donar a los hospitales: "Me lo contaron y luego me dijeron que lo iban a donar a los hospitales. No tengo palabras para describir lo agradecida que estoy", y es que Eugenia ha vivido en su propias carnes la difícil experiencia de tener un bebé prematuro, por partida doble además, al nacer sus hijas mellizas antes de tiempo. Cuando nacieron, Leticia y Sandra pesaban respectivamente "750 y 800 gramos, que luego perdió y se quedó en 610".

Eugenia, además, tuvo que enfrentarse al duro golpe que supuso el perder a una de ellas, Leticia, a los pocos días de nacer y cuando aún estaban luchando porque sobreviviera. Un duro capítulo del que no ha hablado hasta ahora y prefiere dejarlo aislado durante un tiempo más hasta que termine de asumir la experiencia: "La realidad es que lo guardé en una cajita y ahí se ha quedado. Por eso a veces cuando me sacan el tema no puedo evitar emocionarme. Es un tema con el que todavía no he lidiado ni quiero".

Prohibida la reproducción total o parcial de esta noticia, aun citando su procedencia. Puedes disponer de ella contactando con Europa Press Televisión y Reportajes (+34 91 350 08 10).

"Viendo a Sandra me siento afortunada porque para mí es mi milagrito", y añade: "Es una niña que está sanísima pero fuera de lo normal, no se pone enferma nunca, es súper lista, rápida, ágil, divertida, buena. Me considero muy afortunada". "No paran de decirme que es una luchadora, y yo no le quito el mérito, sigue aquí porque fue una niña muy fuerte. Pero luchadora fue la otra, que a pesar de todas las dificultades, lo intentó", reconoce que, para ella, Leticia tenía algo especial.

La otra madrina de este precioso proyecto es Fabiola Martínez, la mujer de su padre, con quién a día de hoy mantiene una buenísima relación pero confesaba que al principio fue complicado: "Yo era adolescente, imagínate, no es nada fácil. Pero gracias a ella, que es un amor y aguantó tela, aguantó muchos enfados, tenemos ahora una familia muy unida" y es que ahora Eugenia confía ciegamente en Fabiola y comparten grandes momentos juntas: "Confío en ella al 100%, le dejo a mis niños siempre que puedo. La quiero muchísimo, nos lo pasamos fenomenal, es muy divertida".

Prueba de su buena relación es que la mujer de Bertín se convirtió en un gran apoyo para Eugenia en el episodio más duro de su vida: "El día que Leticia nos dejó, la recuerdo a ella muy emocionada y recuerdo su abrazo. La verdad, ella en parte había pasado por lo mismo que yo".

Contador