Frank Cuesta: "Me van a llamar hipócrita, vendido, traidor..."

Frank cuesta
FRANK CUESTA/ JOSEFINA BLANCO
Publicado 10/10/2018 17:05:54CET

   MADRID, 10 Oct. (CHANCE) -

   Frank Cuesta ha querido acercarse al mundo del toro. El conocido aventurero y reconocido animalista se ha adentrado en el mundo de la tauromaquia para conocer el punto de vista de toreros, ganaderos y aficionados y las conclusiones que ha sacado van a sorprender a todos.

   El próximo domingo a las 21:30 horas los seguidores de Wild Frank en DMAX podrán ver a Frank con los protagonistas de la fiesta nacional de los que ha aprendido que aman a los animales "pero de forma diferente".

   El conocido presentador es consciente de que esta apuesta le traerá muchos insultos en las redes sociales pero cree que en la vida hay que arriesgarse y que ya era hora de acercarse a este mundo que en España mueve millones de euros y que emplea a miles de personas. La nueva entrega de Wild Frank constará de tres episodios de una hora en los que el atrevido animalista visitará las principales ganaderías de toros y asistirá a diversas corridas, además de hablar con aficionados y especialistas.

   A nivel personal la situación de la madre de sus tres hijos, Yuyee, no parece haber variado mucho y continúa presa en una cárcel de Tailandia y con una condena firme de 15 años por tráfico de cocaína.

   CHANCE: Presentas el programa 'Toros', nunca lo hubiéramos imaginado.

   Frank Cuesta: Era necesario dar un punto de vista distinto porque hay mucho desconocimiento del mundo del toro. Muchos de los que nos llamamos 'antitaurinos' durante mucho tiempo hemos contado mentiras sobre el mundo de los toros, y es importante conocerlo desde dentro para poder criticarlo. Yo ahora puedo criticarlo de una manera más correcta y con un aprendizaje mucho más completo. Me siguen sin gustar los toros y me parece horrible lo que le pasa al toro pero ya lo puedo decirlo con fundamento.

"HE APRENDIDO QUE LOS TOREROS SON RESPETUOSOS CON LOS ANIMALES"

   CH: ¿Qué has aprendido?

   F.C: Yo nunca he tenido problemas con toreros, siempre ha habido un respeto. He aprendido que son respetuosos con los animales, ven al toro de manera diferente.

   CH: ¿Qué futuro le ves al mundo taurino?

   F.C: Realmente creo que las nuevas generaciones van a matar el mundo del toro porque todo va cambiando, la gente tiene menos interés. En general, la gente joven tiene otras inquietudes y acabará porque no haya tanta gente que vaya a verlo pero seguirá a nivel privado y en capeas pequeñas.

"TODOS SOMOS HIPÓCRITAS PORQUE DECIMOS DEFENDER A LOS ANIMALES Y COMEMOS BISTEC O VESTIMOS CON COSAS HECHAS DE PIEL"

   CH: ¿Tú crees que hay alguna solución?

   F.C: La solución es muy difícil, no puedes prohibirlo, hay mucha gente que depende de ello, muchos puestos de trabajo. Yo no te puedo prohibir a ti que te ganes la vida para dar de comer a tus hijos, hay que buscar una solución. Al 80% de trabajadores de seguridad de las plazas de toros no les gusta el mundo taurino pero viven de ello.

CH: ¿No te parece un poco hipócrita?

   F.C: Más hipócrita puedes ser tú o yo ¿de qué está hecha la ropa, el maquillaje, los tatuajes? Hipocresía es todo, la hipocresía es decir que yo lucho por los derechos de los animales y luego comerme un bistec o llevar zapatos de piel.

"SE QUE ME VAN A LLAMAR HIPÓCRITA, VENDIDO, TRAIDOR, MENTIROSO... PERO EN LA VIDA HAY QUE ASUMIR RIESGOS"

   CH: ¿Ha cambiado Frank Cuesta después de hacer este programa?

   F.C: No, ha cambiado nada pero he aprendido que muchas cosas que decía eran mentiras. La gente de los toros quiere a los animales pero de otra manera. He conocido la parte humana del mundo del toro, la parte de negocio y hay mucha gente que vive de esto y hay que entenderles aunque no compartirlo, yo seguiré luchando para que cualquier espectáculo de animales se termine.

   CH: A ti nunca te han importado las críticas.

   F.C: Yo sé que me van a llamar hipócrita, vendido, traidor, mentiroso pero en la vida hay que asumir riesgos. Hemos hecho un programa que es polémico pero sabía que era necesario.

"MI MUJER SIGUE EN LA CÁRCEL PERO HAY PEQUEÑOS CAMBIOS"

   CH: ¿Cómo está tu mujer?

   F.C: Sigue en la cárcel aunque hay pequeños cambios.

   CH: ¿Nos puedes comentar alguno?

   F.C: No, tengo que ser muy cauto con lo que digo. Vivo en un país que es una dictadura, ella sigue en la cárcel y seguimos trabajando en sacarla pasito a pasito.

   CH: ¿Tus hijos como lo llevan?

   F.C: Bastante mal. Están creciendo sin su madre y no entienden por qué y ella tampoco entiende por qué pero es lo que hay.

CH: Muchas gracias.

Contador