Actualizado 25/01/2021 08:56

La reacción de Irene Rosales al ultimátum de Kiko Rivera a Isabel Pantoja

Irene Rosales, en una imagen de archivo
Irene Rosales, en una imagen de archivo - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 25 Ene. (CHANCE) -

   Kiko Rivera reaparecía el pasado domingo en televisión ofreciendo una sincera y desgarradora entrevista en "Domingo Deluxe" que le aleja todavía más (si es que es posible) de su su madre, Isabel Pantoja. Dolido y, en cierto modo, desesperado, el Dj no ha dudado en dar un ultimátum a la tonadillera, advirtiéndole que si no se pone en contacto con él en 24 horas tomará acciones legales contra ella para que le explique, en un juzgado, qué ha hecho con el dinero que supuestamente le debe. Además, ha cargado contra su tío Agustín, ha desvelado cómo se habla de Anabel Pantoja en Cantora y ha pedido perdón a Isa P. por los desprecios que ha tenido que sufrir por parte de su familia y en los que, en cierto modo, ha sido cómplice.

   Tras la entrevista, y acompañado por un íntimo amigo, Kiko ponía rumbo al hotel en el que le esperaba, preocupada y ansiosa, Irene Rosales, que se encontraba en la capital por su colaboración semanal en "Viva la vida". Su mujer se ha convertido en el gran apoyo del Dj en los últimos tiempos y éste no ha dudado en defenderla de los ataques de Pantoja que, al parecer, culpa a su nuera de su enfrentamiento con su niño "del alma" (que ya no lo es tanto)

   Muy serio y con aspecto cansado Kiko ha dado la callada por respuesta y, como es normal en él si no hay un cheque de por medio, ha evitado contarnos cómo se encuentra tras sus últimas revelaciones sobre su madre y si será capaz de demandarla si la tonadillera no se pone en contacto con él. Esquivo, el Dj también ha guardado silencio sobre las duras confesiones que ha hecho sobre lo que Pantoja opina en privado de su sobrina Anabel y de su hija Isa, cuya relación con la artista podría verse afectada.

Cargando el vídeo....

   Hace unos minutos, después de haber pasado la noche con él y, a buen seguro, haber analizado al detalle sus declaraciones, hemos visto a Irene Rosales abandonando el hotel para poner rumbo a Sevilla sin la compañía de Kiko.   

   La colaboradora, muy discreta y prefiriendo mantenerse en un segundo plano tras las polémicas y nuevas confesiones de su marido, da la callada por respuesta y evita darnos su opinion acerca de las mismas. Además, Irene tampoco se pronuncia sobre cómo vio a su marido o cómo llegó al hotel tras su entrevista. Con un simple "buenos días" y un "hasta luego", la sevillana deja claro que, por el momento, no va a decir nada sobre el ultimátum que Kiko le ha dado a Isabel Pantoja.

Cargando el vídeo....

Más información