Actualizado 08/12/2009 16:50 CET

Rihanna, esa chica mala

getty images

LOS ANGELES, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

No hay ninguna duda de que Rihanna ha cambiado en el último año. Puede que por los duros acontecimientos que le tocó vivir en febrero, pero sea como sea ha cambiado. Se puede ver en su look y en su actitud hacia la vida, y ella misma reconoce que no es la misma que antes.

Después de que el pasado mes de febrero fotos de Rihanna completamente amoratada por la agresión que sufrió a manos de su ex novio Chris Brown dieran la vuelta al mundo, la cantante de Barbados, de 21 años, ha cambiado.

Se puede comprobar en los looks radicales que luce, tan punks y atrevidos como sus últimos trabajos musicales. 'Russian Roulette' (Ruleta Rusa) su último disco, es buena prueba de ese nuevo estilo radical y transgresor.

La propia cantante reconoce que tiene un lado "travieso" que le lleva a experimentar cosas nuevas que tengan su punto peligroso y que disfruta con ello. "Soy una chica mala y me gustan las cosas peligrosas", sentencia Rihanna, según informaciones de 'Contact Music'.

En esta línea de probar nuevas experiencias, Rihanna no se corta a la hora de anunciar que su próximo paso en su carrera es la interpretación. De hecho, ya a principios de año se barajaba su nombre para el remake de 'El Guardaespaldas', que en su día protagonizaron Whitney Houston y Kevin Costner.

Además, parece que Rihanna se está interesando por aparecer en la secuela de 'Los Ángeles de Charlie', además de estar trabajando en un proyecto cinematográfico con el músico y actor Justin Timberlake.