Rosalía y el flamenco se reconcilian en La Noche Blanca del Flamenco de Córdoba

Publicado 16/06/2019 14:37:57CET
RAÚL MARTÍNEZ - Archivo

   MADRID, 16 Jun. (CHANCE) -

   Aunque Rosalía es una de las cantantes más cotizadas del momento, lo cierto es que la artista también ha tenido que hacer frente a las críticas, concretamente a los que la acusan de 'apropiación cultural' por cantar flamenco siendo catalana. Sin embargo, la cantante se ha reconciliado este fin de semana con el arte más patrio en Córdoba.

   Rosalía ha participado en La Noche Blanca del Flamenco, un evento organizado por el Ayuntamiento de Córdoba y con el patrocinio de Cervezas Alhambra, en que participaron otros grandes nombres con las mujeres como protagonistas.

   Con la Plaza de Toros llena desde el comienzo, Rosalía tomaba el escenario alrededor de medianoche. Después de haber pisado los festivales más importantes del panorama internacional, 'El Mal querer Tour' llegaba a Córdoba con su espectacular despliegue de coreografías, iluminación y videoarte.

   La catalana repasó no solo los temas de su segundo álbum, sino que también dio la oportunidad al público de cantar sus recientes éxitos 'Aute Cuture' o 'Con Altura'. Además, también hubo momentos para alguna de las canciones de 'Los Ángeles', fue en esas intervenciones donde Rosalía mostró su vertiente más cercana al flamenco y, también, las más emocionantes.

   No fueron los únicos momentos destacados de la velada. La actuación del Ballet Flamenco de Andalucía abría la noche a las 22:30 horas con su espectáculo 'Naturalmente Flamenco' y ya levantaba al público para ofrecer una cerrada ovación al galardonado conjunto.

   Dos bailaoras cordobesas, Lola Pérez y Mercedes de Córdoba, se daban cita en el Patio de San Basilio a las 23:00 horas con sendos espectáculos. A la misma hora en otra localización, la Plaza de la Juventud, la gran Remedios Amaya presentaba 'Donde nace la lava' acompañada por la joven jiennense Ángeles Toledano. En su nuevo espectáculo, la de Triana defiende sin esfuerzos su destacado lugar en el firmamento del flamenco más racial.

   En la Plaza de San Agustín, la cita era a las 00:30 horas con la veterana La Macanita y María Terremoto. En 'La Mujer en el Cante', las jerezanas satisfacen la sed de los más ávidos de pureza, pero también se refrescan gracias a las aportaciones de La Terremoto, que ha heredado de su padre la amplitud de miras.

   Y si hay que destacar una propuesta tan renovadora como respetuosa con el arte, esa es la de Rosario La Tremendita que, a pesar de actuar ya bien entrada la madrugada, consiguió emocionar a los modernos y convencer a los tradicionales con su excepcional mezcla de jazz, rock y flamenco. La Tremendita no solo tiene casta, sino también valentía suficiente como para embarcarse en aventuras sónicas dispares. Su particular voz, su look y su manera de tocar el bajo nos dejaron vislumbrar a los allí presentes que el futuro del flamenco ya está ocurriendo, aunque nunca lo hubiéramos imaginado así.

   La duodécima Noche Blanca del Flamenco de Córdoba, organizada por el Ayuntamiento de Córdoba la noche del sábado al domingo y que cuenta con el patrocinio de Cervezas Alhambra, ha sido de nuevo un gran éxito. Esta colaboración de la marca cervecera se suma a las diversas iniciativas relacionadas con la cultura y el ocio cordobés que impulsa a lo largo del año, con el objetivo de poner en valor la importancia de las tradiciones e invitar a los cordobeses a tomarse el tiempo necesario para disfrutar de su esencia.