Emilio Aragón: "Soy muy crítico conmigo mismo"

Posado Emilio Aragon Circlassica
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 28/01/2019 11:55:46 CET

   MADRID, 27 Ene. (CHANCE) -

"El día antes de la primera función llamé a Samuel y le dije 'Samuel solamente te llamo para decirte que estoy tan contento de haber podido trabajar contigo, porque eres Nim, eres perfecto para el personaje'"... así comenzaba esta entrevista con Emilio Aragón. Estas eran las palabras con las que expresaba el polifacético artista lo que significaban todos y cada uno de los artistas que forman parte del espectáculo Circlassica que ha conseuido colgar prácticamente todos los días el cartel de 'no hay localidades', y dada la gran demanda del público, se prorroga hasta el 3 de marzo.

Productores de Sonrisas, creadores del Circo de Hielo y Circo Mágico, un año más y en esta ocasión con este espectáculo que se estrenaba en IFEMA, Feria de Madrid, el pasado 23 de noviembre, ha superado sus expectativas iniciales, consiguiendo que sean más de 170.000 espectadores los que han disfrutado de este espectáculo dirigido por Emilio Aragón.

Circlassica es en esencia un homenaje al circo, el mayor espectáculo del mundo -ese que está en nuestro imaginario-, y a todos los hombres y mujeres que un día se atrevieron a soñar con ser artistas de circo.

Manuel González, productor y socio fundador de Productores de Sonrisas y Emilio Aragón, director artístico de Circlassica también han querido "agradecer al gran público el que hayan querido compartir con nosotros este homenaje a todos los artistas de circo”.

P: ¿Qué buen clima?

EMILIO ARAGÓN: Esto es una pequeña ONU, aquí hay gente de Bielorrusia, de distintos países. Agradezco lo máximo a Alessandro Serena, que es de las personas que más sabe de circo y a Christine, una gran coreógrafa y a la banda de música.

P: ¿Has tenido que aprender mucho?

EA: Sí, mucho. Porque yo llegaba y decía ‘pero puede hacer esto’ y algunos me miraban como diciendo pero de que planeta viene. Y para es tenia a Manuel y Alessandro al lado, y ya te digo ha sido todo un Máster para mí, he aprendido muchísimo. Y luego el circo tiene una cosa que es muy interesante también, que parece muy fácil, y hay mucha gente que le resulta difícil, que es que en el circo trabajas 360 grados, y en el teatro no, el teatro tiene la cuarta pared, trabajas solo para ese público. Pero claro si yo trabajo solo para estos todo el tiempo, toda esa otra gente no me ve. Entonces es un ejercicio curioso y complicado al que le tienes que dedicar mucho tiempo, porque nos empeñamos en trabajar hacia una dirección.

P: ¿Buscas remover, los sentimientos?

EA: Sí, yo creo que cualquier cosa, sea música, o sea teatro o cine, lo importante es emocionar. Lo importante es que le muevas de la silla al espectador, que le remuevas algo en su interior, porque si no, no tiene sentido, entonces yo cuando voy a escuchar a un concertista o voy a ver una obra de teatro yo lo que quiero es salir de allí y que algo me haya cambiado. Bueno pues esto es lo que hemos intentado, aunque sea un espectáculo para toda la familia. Yo ahora que soy abuelo pues lo quiero es que los niños que vengan a ver ese espectáculo, que los adolescentes puedan venir a ver este espectáculo y quieran volver el año que viene. Ese es un poco el objetivo.

P: Me encanta que esto era un proyecto que llegara a los niños y los adolescentes, que estos últimos parecen los grandes olvidados.

EA: Sí. Y sobre todo que había un cliché de que el circo es para niños y no, esto es un espectáculo para todo el mundo. Igual se lo puede pasar bien un chico de 14 años que un señor de ochenta y pico... Y sí que es verdad que es fantástico para ver en familia porque no hay tantos espectáculos que puedas ir en grupo y que puedas ir en familia, de voy a ir con mis hijos, voy a ir con mis nietos. Puntualmente se hace algo de ópera para familias, pero meter a un niño en Manon o Don Giovanni... Y además, yo reivindico la música en directo, vas a venir aquí y vas a escuchar mucha música y muy bien interpretada.

EMILIO ARAGÓN SE CONSIDERA UN AFORTUNADO Y SOBRE TODO MÚSICO SI LE PONES ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

P: ¿Cómo te defines? Eres una de las personas más polifacéticas que podemos conocer...

EA: No. Un afortunado. Me defino como una persona con la fortuna de poder probar. En esta profesión, en la vida del espectáculo, es un viaje, es un continuo aprendizaje. Y luego la siguiente película que haga seguramente aprenderé del nuevo director de fotografía con el que trabaje o del director de arte y eso es lo apasionante.

P: No te sientes más músico, director...

EA: Si me pones entre la espada y la pared, te digo que músico. Yo soy esencialmente más eso, es lo que más he estudiado y luego la vida me ha abierto puertas y como soy curioso por naturaleza, me asomo a ellas. He hecho cosas horrorosas, otras me han salido más o menos bien, sobre todo seguir el viaje. Y creo que eso es un viaje de aprendizaje.

P: ¿Qué te falta por hacer o que te gustaría hacer en este aprendizaje del que hablas?

EA: Ahora, por ejemplo, estoy o me encantaría sentarme a estudiar improvisación de jazz, que llevo años queriendo hacerlo y no he podido. Y sé que dentro de un año, te podré llamar y decir voy a tocar en un club.

P: Lo esperamos... ¿No vas a descansar?

EA: No es que esto me gusta. (Se ríe) La próxima vez voy a decir que voy a ensayar de 10 a 18... La suerte que tengo en esta profesión es que me gusta lo que hago, muchísimo y es una droga... El poder estar aquí y la semana que viene allí. De hecho, me voy a meter en un estudio con Alba Molina y con Josemi Carmona con un proyecto de unos poemas de Lorca a los que puse música y nos metemos en el estudio y nos vamos a poner a grabar. Y dentro de unos meses estaré con la peli, detrás de la cámara. ¿Se puede pedir más? No.

P: ¿Eres el autor también de la música de Circlassica?

EA: No. La música era de ellos, nos hemos sentado y yo les he dicho yo quiero esto aquí, esto aquí, pero lo han compuesto ellos, son unos máquinas. Aquí hay un señor que toca el saxo alto, el saxo bajo, el saxo tenor, la trompeta, el acordeón. Es un fenómeno. Tienes una chelista como Estibaliz, un batería como Alonso que es una bestia. El circo tiene todos los ingredientes para toda la familia.

P: ¿Qué es lo que más te has sorprendido de esta vuelta?

EA: Yo no he dejado de asombrarme cada día de todo lo que hacen los artistas. Como pueden por ejemplo los hermanos Díaz, unos chavales muy jóvenes, que no han fallado una vez. Me llama muchísimo la atención el respeto que se tienen los artistas entre ellos, porque todos están en la grada mirándole y cuando les sale bien se aplauden, hay n compañerismo y un respeto bárbaro. Los trapecistas me decían: "¿Te importaría que si no nos sale bien, lo pudiéramos repetir?". Y yo les decía que por mi encantado pero que más que nada era por ellos el que descansaran... Y estuvieron todo el día sube y baja, inténtalo, triple pirueta.

P: ¿Habéis elegido el color amarillo para la pista?

EA: No, perdona, para mí es mostaza...

EMILIO ARAGÓN, ES MUY CRÍTICO CONSIGO MISMO... ALGO QUE VIENE DE CASA: "EN CASA SIEMPRE HEMOS SIDO DE TE EQUIVOCASTE EN ESTA COSA"

P: ¿Eres el más crítico contigo o son más críticos en casa?

EA: Soy muy crítico. Soy un insatisfecho estructural, pero en casa además, siempre hemos sido muy críticos y creo que eso no es bueno. Yo un día en casa, me enfadé incluso con una de mis hermanas y le dije: "Oye, algo habré hecho bien". En casa siempre hemos sido de te equivocaste en esta cosa, te equivocaste en esta otra y a mí me pegaron eso. Y yo he tardado mucho en eso... He tardado mucho en quitarme eso de encima. Es que a lo mejor tu amiga, tu compañero, tu compañera dice... Necesito que me digas que he hecho algo bien, yo soy vulnerable, porque si no me deprimo.

EMILIO ARAGÓN: "LOS ARTISTAS SOMOS MUY VULNERABLES E INSEGUROS, EL QUE DIGA LO CONTRARIO MIENTE"

P: A mí me ha encantado cuando has valorado y has comentado que has llamado al bailarín, a Samuel, para decirle que bien lo hace.

EA: Y es que es verdad. Los artistas somos, y yo me incluso, muy vulnerables, muy inseguros. El que te diga... Miente. Sea Marlon Brandon, Rostropovich... Somos inseguros por naturaleza y el que no lo sea, es un irresponsable.

LA REFERENCIA A EMILIO ARAGÓN PADRE...

P: Emilio, ¿eres muy humano, te muestras muy humilde?

EA: En ese sentido, yo no soy infalible. Y es el viaje. Si no aprendes... Papá murió con 83 años y te decía con 80: "Me sigo sorprendiendo de muchas cosas, yo pensaba que y resulta que...". Y este viaje del artista, seas actor, seas pintor... ese es el aprendizaje.

Y es muy importante escuchar... escuchar, escuchar... y no escuchamos. Siempre intento escuchar y vampirizar porque siempre hay gente más lista que tú y aprender lo más posible.