Jaime Hayón, el mentor español de Lexus que enamora con sus diseños a celebs como Tom Cruise o Almodóvar

Publicado 19/04/2019 9:09:44CET
Jaime Hayón, el mentor español de Lexus que 'vende' diseño en todo el mundo a los más famosos
FOTO CEDIDA POR LEXUS JAIME HAYON

   MADRID, 19 Abr. (CHANCE) -

A sus 44 años, Jaime Hayón es uno de los diseñadores más reconocidos internacionalmente. Con una gran proyección este madrileño con base creativa en Valencia ha contribuido a poner a España en el punto de mira más alto a lo largo y ancho mundo y se codea en las exposiciones más importantes y con lo más importantes y en las prestigiosas experiencias de diseños como la de los Lexus Design Awards. Esta no es la primera vez que el español participa en ellos. Si en 2013 fue jurado, este 2019 ha sido uno de los mentoring para enseñar a plasmar las ideas de los proyectos de los finalistas de los premios, donde se alzaba con el premio Lisa Marks, una joven que ha sido capaz de diseñar un sujetador para las mujeres con cáncer de mamá con tecnología 3D y hacerlo realidad con una técnica ancestral como es el encaje de bolillo. Por ello, no es de extrañar que a Hayón se le disputen.

Padre de dos hijos, estos están acostumbrados a vivir entre arte y que papá haya hecho muchas cosas y que sea el que lo arregla todo, todo, todo.

Divertido, lejos de ser un excéntrico es un tipo muy normal que -aunque sus piezas se cotizan al alza- y entre un selecto y nutrido grupo, incluso celebrities. Sin embargo, él no se deja llevar por quién tiene una de sus piezas: "Un día ves en una revista a Almodóvar en una foto con un libro y luego ves otra... Y yo me preguntaba ¿nos conocerá Pedro?...", explica entre risas. "Bueno, ahora, de último, último sé que Roger Federer nos compró dos lámparas en Miami. Cindy Sherman, la artista tiene un cabinet azul. Tom Cruise tiene unas cosas, unas bañeras", comenta. "Hay mucha gente que compra cosas en todo el mundo y las utiliza y luego hablas con alguien y te dice si lo tengo en casa, es divertido... hay anécdotas", resta importancia Hayón.

Jaime definió su visión con exposiciones individuales y espectáculos en galerías importantes, y en ferias de diseño y arte en todo el mundo. Después de fundar Hayon Studio en 2001, su amplia base de clientes ha abarcado diversas funciones y medios, incluidos muebles domésticos para bd barcelona, ​​Cassina, Fritz Hansen, & Tradition y Magis; luminarias para Parachilna, Metalarte y Swarovski; Y sofisticados objetos para Bisazza, Lladró y Baccarat. También ha ejecutado interiores completos para los principales hoteles, restaurantes, museos y establecimientos minoristas de todo el mundo.

P: Jaime, ¿qué es el diseño para ti?

JH: La idea del diseño es muy fácil. Resolver lo que tiene cerca para vivir mejor. Al final la inspiración está ahí al lado tuya, eso sí para hacerte oír tienes que cruzarte a la otra parte del mundo.

P: ¿Dónde converge el diseño y una empresa de automoción como Lexus?

JH: Es interesante porque ellos quieren tener como muchos amigos dentro de la creatividad por eso llaman a artistas, diseñadores, comisarios con los que van teniendo una interacción. Yo he hecho de mentor pero me he reunido con el diseñador jefe de la empresa, he conocido su forma de trabajar en Taiwán. Ellos se alimentan de nuestras ideas y ellos nos sirven de plataforma para un diálogo y entender otras cosas del diseño. Pasarme tres días con uno de los cofundadores del Oma, un arquitecto con ese poder hablando, es muy enriquecedor y eso lo permite esta plataforma. Mini y BMW lo hacen igual pero diferente yo con ellos he colaborado haciendo unas instalaciones. Haces un break de su estilo que es muy cuadrado.

P: ¿Cómo ha sido esta experiencia de Lexus?

JH: He sido mentorship, de los finalistas que han sido seleccionados por los jueces. Es realizar un seguimiento durante este año de la idea con la que llegan para ayudarles a nivel profesional para que sepan como enseñar un proyecto, porque algunos son muy complejos y plasmarlo. Un workshop en Nueva York.

P: ¿Crees que falta algo en las escuelas de diseño? ¿Va mucho por la creatividad y poco por el plasmarlo?

JH: Es muy diferente según el sitio por el que vas en todo el mundo. Yo lo veo según las universidades que tengo. En la Universidad de ECAL (Universidad de Arte y Diseño de Lausana en Suiza) son muy buenos. La calidad de la idea es muy buena, los máster son fantásticos, pero luego tiene una timidez increíble al presentar el proyecto, están vírgenes para enfrentarse a una corporación como esta por ejemplo. Es muy difícil tenerlo todo.

Si vas a Shangay, Tokio... las asiáticas, son muy clásicas, de una ingeniería muy técnica pero le falta pasión, ideas, conceptos, cosas que te entusiasmen. Es como muy seco. No existe lo perfecto en ningún sitio. Pero a todos les falta la experiencia, el resumir, el entender que la gente no tiene tiempo para verlo. Esto o lo enseñas en unos minutos y te emociona algo, o pasas de largo. Y es lo que les hacemos entender el resto de los mentor... La clave es muy clara el diseño aunque sea muy técnico, se va a resumir en un momento de comunicación, el cual tienes que entender y que tenga chispa en cuestión de segundos y que sea fácil de ver. Y eso cuesta mucho a una persona joven porque tienen tantas opciones... En mi época o era manual o era en una maqueta en 3D, y a día de hoy, hay muchas opciones.

Mi propósito era más el conceptual, el de Sebastian Wrong, por ejemplo, era más el desarrollo. Cada mentor viene de un mundo y enseña una parte. Los proyectos, aunque sea desde un concepto, un concurso tiene que ser real. Todos hemos hecho que esto sea muy real y para un estudiante es muy difícil filtrar.

P: ¿Cómo ves a los jóvenes en el diseño?

JH: Sí tienen una ideas diferente. Falta quizá profundizar en la idea por la cantidad de opciones que tienen...

P: ¿Los jóvenes de ahora tienen miedo al fracaso?

JH: Lo tienen todos. Les decimos que no es el fin del mundo. Tienen que saber que este es el principio de una investigación, que este proyecto al final es una puerta al diseño y que te va a dar más oportunidades. Donde puedas llegar, llega de una forma correcta y bien, pero no te vuelvas loco, si no llegas al cien por cien.

Hay un chico que ha presentado un proyecto de un avión. Evidentemente, es un inicio porque si no ya sería multimillonario y le estaría esperando el Lexus en la puerta. Imagínate la pasta, que le estaríamos dando. Pero la gente está muy preparada, trabaja increíblemente bien, con mucho curro.

En mi caso les he ayudado a sintetizar, a que sea más fácil de explicar.

P: ¿Cómo embajador español que has aportado?

JH: Yo lo he españolizado todo (jajaja)... ¡No hombre, que va! Enseñar con un vídeo está bien porque es rápido y comunica fenomenal. Buscas utensilios que da la tecnología para poder apoyarnos y explicar mejor. Esa es mi parte y otros de producción. Es difícil porque hay muchas opciones. Pero todo se resume en qué enseñas en una mesa que mide 2x2 y que se entienda.

JAIME HAYÓN: "TENEMOS DISEÑO Y UNA INDUSTRIA QUE FUNCIONA Y QUE LA GENTE ADMIRA INTERNACIONALMENTE"

P: ¿Cómo está el diseño español internacionalmente?

JH: Muy bien. Sobre todo porque ahora la gente comienza a saber. Siempre ha habido una buena historia pero olvidada frente al resto de Europa y casi desconocida para los propios españoles. Desde Gaudí hata los años 90 no sabes casi ni lo que ha pasado. Hay mucha gente que no sabe ni de qué va la historia del diseño. Ahora sí que es como más internacional, hay más gente haciendo cosas, hay muchos actores, hay gente con mucho talento haciendo cosas internacionalmente y la visión global es buena, muy buena diría. Además somos uno de los pocos países que tenemos industria que funciona y que la gente admira. Alemania tiene mucha industria pero no es tan admirada. España con poco, llega a hacer mucho.

P: ¿Se reconoce a los españoles más fuera que aquí?

JH: Eso pasa en todos los sitios. Ser profeta en tu tierra es muy difícil pero en España están haciendo mucho esfuerzo para que todo vuelva a casa, especialmente las empresas. De la misma forma que el diseñador como Yola (Yolanda Aranda), Patricia (Urquiola) o Javier Mariscal, y otros muchos han ido por el mundo a hacer cosas, ha pasado con las empresas, y han ido a Fujimoto a pedirle que nos hagan proyectos. Era, ¿cómo tú que hacer yendo a Tokio a pedir diseño cuando lo tienes en tu casa? Y a día de hoy no. Empresas de Valencia, Barelona... tienen un abanico global muy interesante y es lo que hace que haya fuerza y es lo que le pasa a las empresas italianas, que tienen esa diversificación importante. Hay mucho diseñador español trabajando en Dinamarca y en Asia.

Para leer más