Nuria Gago: "Necesitaba desahogarme y escribir sobre mí"

Nuria gago
JOSEFINA BLANCO
Publicado 23/04/2015 12:41:53CET

   MADRID, 23 Abr. (CHANCE/Lara Sánchez) -

   Nuria Gago publica su primer libro Cuando volvamos a casa, una novela que comienza con una historia autobiográfica, la de Paula, una joven que pierde a su madre cuando solo era una niña, al igual que la propia autora.

   Nuria Gago, de treinta y cinco años, vive desde pequeña en su pueblo natal, Moncada y Reixach (Barcelona), con tan solo doce años perdió a su madre, en ese momento su padre y sus abuelos se convirtieron en su gran apoyo. Con veintiuno se vino a Madrid para cumplir su sueño de ser actriz y ahora forma parte del elenco de una de las series más longevas de la televisión Amar es para siempre. La catalana también ha trabajado en series como Mis adorables vecinos y MIR. En cine estuvo a punto de llevarse un Goya como Mejor Actriz Revelación por Héctor. Ahora tiene pendiente el estreno de dos películas Requisitos para ser una persona normal e Incidentes.

CHANCE: Te estrenas como escritora ¿estás nerviosa?

Nuria Gago: Estoy entre feliz y asustada, pero muy emocionada y disfrutando mucho con todo lo que está pasando. Como siempre la primera vez es saltar al vacío, de momento el feedback está siendo muy bonito y positivo, es pronto para saberlo pero todo va muy bien.

CH: ¿Qué te ha empujado a escribir?

N.G: No ha sido una decisión premeditada escribir un libro, era algo que hacía en mis épocas de parones, para distraerme, para utilizar la cabeza en algo productivo que no fuera agobiarme por no estar trabajando, cuando lo acabé pensé que por qué no intentarlo. Era algo para mí, publicarlo no era la finalidad.

CH: ¿Cuándo empezaste a escribir?

N.G: Hace siete años, pero escribía un par de páginas y si me salía un trabajo en Madrid me iba para allá y así poco a poco, cuando volvía a Barcelona lo retomaba y a lo mejor habían pasado ocho meses. Un día decidí acabarlo y buscar una agente literaria y Planeta decidió publicarlo.

CH: ¿En casa sabían que escribías?

N.G: Lo sabían pero no que era a este nivel. Sabían que siempre he tenido mis diarios e ideas en la cabeza pero mi padre se quedó asombrado cuando vio la dimensión del libro.

CH: ¿Cuándo comenzó tu afición por la literatura?

N.G: De niña escribía cuentos, me tenían prohibida la televisión y leía continuamente, mi madre me llevaba una vez por semana a la biblioteca, me compraban tebeos, solo veía dibujos en televisión y películas que alquilábamos.

CH: ¿Eres la única artista en familia?

N.G: Sí, de momento sí.

CH: Paula, la primera protagonista del libro, está basada en ti misma, ella pierde a su madre cuando solo era una niña ¿cómo fue en tu caso?

N.G: Paula es el inicio de la novela, es un personaje que nace de mí, pero solo es así en el punto de partida, el resto no tiene nada que ver conmigo. Yo perdí a mi madre muy joven, con apenas doce años, en ese momento, al perder un referente tan fuerte, tuve que superar una serie de miedos hasta que crecí y tomé el timón de mi vida. Este es el inicio de la novela, necesitaba desahogarme y escribir sobre mí, pero es lo único en común, el resto de su viaje es distinto al mío.

CH: ¿Cómo conseguiste seguir adelante después de algo así?

N.G: Como toda la gente que le ha tocado pasarlo, tuve la suerte de tener una madre maravillosa hasta los doce años, después mi padre y mis abuelos han ejercido también de madre, además de las madres de todas mis amigas del pueblo.

CH: ¿Fue difícil dejar tu pueblo tan joven después de algo así para perseguir tu sueño de ser actriz?

N.G: En realidad nunca me he ido de mi pueblo, vivo allí y temporalmente cuando me sale un trabajo en Madrid me mudo.

CH: Llegaste a Madrid con veintiún años ¿te costó adaptarte?

N.G: No porque me vine con trabajo, ya tenía una rutina, amigos, no es igual que tener que buscarse la vida. Madrid es una ciudad muy cálida, la gente es muy abierta y cariñosa, tanto en Madrid como en Barcelona soy muy feliz.

CH: Hace quince años de eso ¿en qué has cambiado desde entonces?

N.G: No mucho, ha cambiado la ansiedad que se tiene cada vez que te quedas sin trabajo, pero aprendes que esto forma parte de la profesión, que tienes que aprovechar ese tiempo para hacer otras cosas, en aprender nuevos conocimientos, aprender también a vivir la vida y a descansar. Lo que no ha cambiado es la felicidad que me da cada proyecto como al principio.

CH: Hace un año que entraste en Amar es para siempre ¿qué ha supuesto para ti la serie?

N.G: Sí, se va a cumplir un año ya, hacía años que no tenía tanta estabilidad. Es un tren increíble porque hacemos unas siete escenas cada día, son muchas horas de trabajo. Mi personaje sufre mucho, eso requiere un entrenamiento para ese tipo de intensidad y además en la televisión siempre hay que estar alerta. El equipo es maravilloso, los guiones son muy chulos. Estoy muy feliz en serie.

CH: Hablábamos de lo que tienes en común con Paula ¿y con tu personaje Clara?

N.G: Volvemos a la madre ausente, porque Clara es huérfana de madre. De ella tengo la capacidad de tirar hacia delante sola. Es feliz a pesar de ese marido que tiene.

CH: ¿Tú has tenido alguna vez ese tipo de relaciones tan tormentosas?

N.G: No, algo tan triste no. Todos hemos sufrido por amor, se despiertan las pasiones, todos tenemos nuestras luces y nuestras sombras pero no tanto como clara.

CH: Te vimos vestida de blanco hace poco ¿te gustaría casarte?

N.G: Perseguí a los guionistas par que me vistieran de novia y me casaran y al final fue así, fue muy bonito. Siempre he tenido ganas de casarme, desde pequeña, pero no se ha dado el momento.

CH: Y ser madre?

N.G: Creo que tiene que ser una llamada muy salvaje de tu cuerpo donde no te plantees nada más, porque si no, no lo haces. O es un impulso muy fuerte o no encuentras el momento, en mi caso todavía no he sentido la llamada, me apetece ser madre y sé que lo voy a hacer pero todavía no.

CH: Tienes dos películas por estrenar Requisitos para ser una persona normal e Incidencias, háblanos de ellas

N.G: En Requisito para ser una persona normal tengo una colaboración, fue muy divertido. E Incidencias es una comedia llevada al extremo, ha sido maravilloso.

CH: ¿Qué te apetece hacer ahora?

N.G: Me apetece mucho hacer una comedia romántica. Con Amar es para siempre no sé qué pasará aún pero tengo otras cosas para el futuro, estoy contenta.

CH: ¿Repetirás como escritora?

N.G: Sí y no, si pasa será como esta vez, sin yo obligarme, sin forzar a las musas.