Actualizado 11/02/2021 23:50

La hoguera de los chicos refleja el autoengaño de los concursantes para consolarse

MANUEL
MANUEL - TWITTER OFICIAL DE 'LIDLT'

   MADRID, 11 Feb. (CHANCE) -

Manuel ha visto unas imágenes en las que Lucía se deja llevar y tiene una cita de lo más normal con Carlos y parece que estas imágenes han sido suficientes para que el concursante asegure que le ha visto más 'suelta' de lo normal, ya que pensaba que iba a estar guardando el luto de su amor sin relacionarse con ningún chico. Y es que parece que tiene la costumbre de ver lo que él hace en lo que no lleva a cabo su pareja y se autoconvence de que no es tan malo como aparenta.

Jesús lo ha tenido más difícil y es que ha visto como la relación de Marina e Isaac avanza sin frenos: "Sinceramente, me lo esperaba porque cada vez irá a más, pero es que a nadie le gustan esas imágenes, no la reconozco porque ella me dice 'yo salgo por ahí y me tachan de tal' incluso su madre me dice que ella se hace respetar cuando sale, pero aquí no lo veo". Imágenes de ambos en la piscina intentando enfriarse y ardiendo cada vez más por dentro que han sentado fatal al concursante y que no ha podido reprimir su enfado.

   "Me da una vergüenza terrible por mi, por su familia, por la gente que la queremos. Me duele" decía el todavía novio de Marina que no daba crédito a cómo el amor de su vida se dejaba llevar con Isaac sin pensar en él, ni en su familia. Lo cierto es que Jesús, por mucho que haya intercambiado besos con Stefany, sí se le ve un hombre dolido y despechado por la actitud de Marina.

   En cuanto a las imágenes de Marina en la cama con Isaac, ha asegurado que: "Ha cruzado el límite de que no se ha respetado a ella, se ha saltado sus propios valores". El concursante ha terminado argumentando que no va a dejarse llevar por despacho y que disfrutará de la experiencia porque para eso ha acudido al reality: "No me va a dar el impulso de devolvérsela con otra pero, he venido a demostrar lo que valgo y a disfrutar de la experiencia".

Raúl ha tenido que ver como Tony no para de pretender a Claudia, algo que le ha resultado difícil de ver, pero que no le ha quedado más remedio porque han ido al programa para ponerse a prueba: "Tiene razón el colega de que es la más guapa, me asusta un poco, pero bueno... no es plato de buen gusto ver como están intentando ligar con tu chica, es un impacto".

Diego por el contrario ha tenido que volver a ver cómo Lola se mostraba de lo más preocupada por él tras haberse liado con Simone... y debido a las palabras de su pareja, el concursante ha asegurado que tiene remordimiento de conciencia: "Ahora escucho eso y me siento como el culo por hacer lo que he hecho". El extronista ha cambiado de opinión cuando ha visto a su novia darse el lote con el italiano: "Veo que es una falsa y mala persona".

   Y por último Hugo, que ha sido, junto con Raúl, el más respetuoso de esa edición, al menos por el momento. El concursante ha visto peligrar su relación al ver que Lara está interesada con Rubén y que la complicidad entre ellos es más que evidente: "No mola que llegue un notas, no me hace gracia que le guste mi chica, pero de esta manera lo único que puede demostrarme Lara es que si no cae, es la mejor prueba que puede pasar".

   Pero eso no ha sido todo porque Hugo ha visto como su pareja se soltaba la melena y disfrutaba por fin del concurso y de Rubén, eso sí, sin faltas de respeto por medio. El concursante ha visto en peligro su relación porque ha notado a Lara encantada con él nuevo tentador: "Yo sé que le hice mucho daño y que no es cien por cien feliz, yo creo que lo estoy haciendo bien. Yo te juro Sandra que no me estoy cortando de nada, estoy enamorado y me doy cuenta aquí, cosa que ella no. Tengo miedo, la quiero mucho, fue la única tía que me enamoró".