Actualizado 04/02/2021 22:48 CET

Marina, de 'LIDLT': "A partir de ahora comienza el juego de verdad"

MARINA, PAREJA DE MANUEL EN 'LIDLT'
MARINA, PAREJA DE MANUEL EN 'LIDLT' - TWITTER OFICIAL DE 'LIDLT'

   MADRID, 4 Feb. (CHANCE) -

   En esta entrega de 'LIDLT' hemos podido ver cómo ha ido la primera hoguera de las chicas y lo cierto es que todas ellas iban muy nerviosas, pero si hay una de ellas que se ha sorprendido más que nadie, esa ha sido Marina. Su relación con Jesús no estaba en su mejor momento cuando entraron al concurso y, según aseguraron los dos, era ella la que iba a demostrar que su pareja podía confiar en él.

   En las imágenes que ha visto Marina ha podido escuchar frases muy grotescas y fuera de tono de su pareja que, según parece, no sabía que pronunciaba cuando estaba entre amigos: "Me ha sorprendido, no me lo imaginaba tan abierto, yo pensaba que él estaba enamorado de mí y que magia había, '¿en tiempos de guerra cualquier mujer es trinchera'? Joder, que fácil lo dice delante de diez soltera, qué bonito está eso".

   Una de esas expresiones que ha sorprendido a la concursante ha sido una en la que aseguraba que iba a comportarse como un perro, a lo que instantáneamente la concursante ha contestado: "Tranquilas que yo también voy a ser muy perra". Pero no ha sido esto lo que más ha llamado la atención a Marina, sino una confesión que ha hecho su pareja sobre una amiga que le hace masajes en la cabeza y que le vuelve loco: "Yo me estoy quedando loca, ¿que tiene una amiga que le toca la cabeza? lo mismo se lo inventa, mi novio teme siempre quedar por debajo de mí. Veo que se lo está pasando bien, yo también me lo voy a pasar muy bien".

   "Y yo cortándome, voy a decir yo a los cuatro vientos todo lo que piense" ha confesado Marina y es que parece que a partir de ahora no se va a contener nada y va a actuar según sienta en cada momento. La reflexión final de la concursante ha sido de lo más demoledora porque parece que no ha hecho autocrítica y ha reflexionado sobre lo que ha hecho ella con Isaac: "Me estoy dando cuenta de la persona con la que llevo cinco años, él no cierra puerta, lo veo muy a gusto con Nahia, habla mucho con ella, habla de ella, se miran. Lo peor de todo es que yo me pongo luego cañona y... bueno y a las discotecas no he ido con él porque dice que no es un sitio para ir en pareja, sino con amigos. Yo me he dado cuenta que padezco de muchísimas cosas en mi relación. A partir de ahora comienza el juego de verdad".