La mayor llamarada del ciclo solar no afectará a la Tierra

La nave espacial SDO de la NASA capturó esta imagen de una erupción solar, como se ve en el destello brillante de la derecha, el 14 de mayo de 2024.
La nave espacial SDO de la NASA capturó esta imagen de una erupción solar, como se ve en el destello brillante de la derecha, el 14 de mayo de 2024. - NASA/SDO
Actualizado: jueves, 16 mayo 2024 11:52

   MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

   El Sol emitió el martes 14 de Mayo a las 16.51 UTC la llamarada más grande de su ciclo solar de 11 años, que ahora está llegando a su máxima actividad.

   Esta llamarada fue clasificada de clase X8.7. La clase X denota las llamaradas más intensas, mientras que el número proporciona más información sobre su fuerza. En las últimas semanas se han multplicado las llamaradas de alta intensidad, y el 10 de mayo se emitió incluso una alerta de tormenta geomagnética sobre la Tierra que se tradujo en auroras en bajas latitudes.

   No obstante, debido a su ubicación es posible que las CME (Emisiones de Masa Coronal) asociadas no tengan ningún impacto geomagnético en la Tierra, según la NASA y la NOAA.

   Esta zona donde se produjo la llamarada solar, la región activa 3664 se encuentra en la extremidad más occidental del Sol, y según la NOAA, debido a su ubicación no afectará a la Tierra.

   La imagen muestra un subconjunto de luz ultravioleta extrema que resalta el material extremadamente caliente en llamaradas y que está coloreado en rojo y amarillo.

   Las erupciones solares son poderosas ráfagas de energía. Pueden afectar a las comunicaciones por radio, las redes de energía eléctrica, las señales de navegación y suponer un riesgo para las naves espaciales y los astronautas.

Contador