Actualizado 05/10/2020 13:40 CET

Crías de pájaro parásito se mimetizan con los polluelos de su anfitrión

Cría del pájaro parásito vidua
Cría del pájaro parásito vidua - UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE

   MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Una especie de pinzón africano, que como el cuco aprovecha nidos de otras especies para poner sus huevos, ha evolucionado para imitar a los polluelos de su anfitrión, y con una precisión asombrosa.

   Trabajando en las sabanas de Zambia, un equipo de investigadores internacionales recopiló imágenes, sonidos y videos durante cuatro años para revelar una forma de imitación sorprendente y altamente especializada. Se centraron en un grupo de pinzones que se encuentran en gran parte de África llamados indigobirds y whydahs, del género Vidua.

   Al igual que los cucos, las 19 especies diferentes dentro de este grupo de pinzones renuncian a sus deberes parentales y, en cambio, ponen sus huevos en los nidos de otras aves. Cada especie de pájaro índigo y whydah elige poner sus huevos en los nidos de una especie particular de pinzón. Luego, sus anfitriones incuban los huevos extraños y alimentan a las crías junto con los suyos cuando nacen.

   Los pinzones son inusuales por tener polluelos de colores brillantes y patrones distintivos, y los pichones de diferentes especies de pinzones tienen su propia apariencia única, llamadas de súplica y movimientos de súplica. Los pinzones de Vidua son parásitos extremadamente especializados, y cada especie explota principalmente una única especie huésped.

   Se descubrió que los polluelos de estos pinzones Vidua "parásitos de la cría" imitan la apariencia, los sonidos y los movimientos de los polluelos de su huésped, hasta los mismos patrones elaboradamente coloridos en el interior de sus bocas. El estudio se publica en la revista Evolution.

   "El mimetismo es asombroso en su complejidad y es altamente específico de la especie", dijo en un comunicado el doctor Gabriel Jamie, autor principal del artículo e investigador científico en el Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge y en el Instituto FitzPatrick de Ornitología Africana de la Universidad de Ciudad del Cabo.

   Añadió: "Pudimos probar el mimetismo utilizando modelos estadísticos que se aproximan a la visión de las aves. Las aves procesan el color y el patrón de manera diferente a los humanos, por lo que es importante analizar el mimetismo desde su perspectiva en lugar de depender solo de las evaluaciones humanas ".

   Si bien la imitación es muy precisa, los investigadores encontraron algunas imperfecciones menores. Estos pueden existir debido a que no hay tiempo suficiente para que evolucione un mimetismo más preciso, o porque los niveles actuales de mimetismo ya son lo suficientemente buenos como para engañar a los padres anfitriones. Los investigadores piensan que algunas imperfecciones podrían ser en realidad versiones mejoradas de la señal de los anfitriones, lo que lo obligó a alimentar al polluelo parásito incluso más de lo que lo haría con el suyo.

   Las adaptaciones miméticas a diferentes hospedadores identificadas en el estudio también pueden ser críticas en la formación de nuevas especies y en la prevención del colapso de especies por hibridación.

   "El mimetismo no solo es asombroso por derecho propio, sino que también puede tener implicaciones importantes sobre cómo evolucionan las nuevas especies de pinzones parásitos", agregó la profesora Claire Spottiswoode, autora del artículo y científica investigadora de la Universidad de Cambridge y Ciudad del Cabo. .

   Los pichones de Vidua condicionan a sus anfitriones, alterando sus preferencias de apareamiento y anfitrión según las experiencias de la vida temprana. Estas preferencias influyen fuertemente en el entorno del anfitrión en el que crece su descendencia y, por lo tanto, en las presiones de selección evolutiva que experimentan de los padres adoptivos. Cuando se mantienen durante varias generaciones, estas presiones de selección generan las asombrosas adaptaciones miméticas específicas del huésped observadas en el estudio.