17 de febrero de 2020
 

Indicios de que el deshielo en el Ártico influye en El Niño

Actualizado 28/01/2020 18:09:00 CET
Roca en las Islas Galápagos
Roca en las Islas Galápagos - RYAN COX

   MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La fusión acelerada del hielo marino del Ártico está vinculada a los patrones climáticos cerca del ecuador en el Océano Pacífico, según nueva evidencia presentada en la revista PNAS.

   Charles Kennel, físico y ex director de la Institución Scripps de Oceanografía en la Universidad de California en San Diego, y su colega Elena Yulaeva, han descubierto una fuerte evidencia de que el deshielo establece una cadena de eventos en movimiento que envía aire frío hacia el ecuador en la atmósfera superior.

   Los dos utilizaron análisis informáticos de datos históricos para identificar qué fenómenos atmosféricos también cambian a medida que disminuye el hielo del Ártico, como lo ha hecho de manera constante desde 1999. Entre las variables que parecían moverse al mismo ritmo que el hielo derretido estaban los vientos alisios intensivos en el ecuador en el Pacífico Central Oceano. El estudio marca la primera vez que los investigadores han examinado ambas regiones del mundo juntas en este contexto.

   "Hay una relación definitiva y un cambio en el clima tropical del Pacífico", dijo Kennel. "Ahora hay una red de correlaciones consistentes".

   El Océano Pacífico es considerado uno de los mayores, si no el mayor, impulsores del clima global. Lo que se origina en el Pacífico, incluidos los patrones de agua ecuatorial cálida conocidos como El Niño y La Niña, afecta el clima experimentado en todos los continentes. Por lo tanto, el derretimiento del hielo marino del Ártico podría tener un alcance global al influir en el Océano Pacifico.

   El derretimiento del hielo marino afecta el clima al elevar primero la temperatura de las aguas superficiales en el Océano Ártico. Si bien la mayor parte de la luz solar rebota en el hielo, el agua oscura absorbe alrededor del 93 por ciento de la luz solar "como si aplicara una llama en el fondo de la atmósfera", dijo Kennel.

   El calor crea la convección del aire que alcanza el límite de la troposfera y la estratosfera por encima. El aire no tiene a dónde ir sino al sur. Este movimiento va de la mano con las contorsiones de los patrones climáticos típicos que han causado un clima frío de "vórtice polar" en el medio oeste de los Estados Unidos e inundaciones mortales en Asia en los últimos años.

   Aunque muchos investigadores habían pensado que el aire que se originaba en el Ártico no podía llegar al ecuador, Kennel y Yulaeva opinan que su trabajo sugiere que sí.

   Una consecuencia es que la naturaleza de las tormentas de El Niño cambia. Los clásicos El Niño presentan acumulaciones de agua tibia en el extremo oriental del Océano Pacífico frente a América del Sur. Los análisis de Kennel y Yulaeva indican que los eventos de El Niño que comienzan en el Océano Pacífico Central son los que responden a la llegada del aire ártico cerca del ecuador. Kennel sugirió que debido a que gran parte de la lluvia de California proviene de las tormentas de ríos atmosféricos que se desarrollan en el Pacífico Central, la conexión Ártico-Trópico merece un estudio más profundo.

   Agregó que su investigación sugiere, pero no demuestra rigurosamente, que los cambios en el hielo marino del Ártico están causando cambios en el ecuador. Sin embargo, "señala el camino hacia estudios que podrían hacer eso", dijo.

Contador

Para leer más