Actualizado 27/03/2015 19:04 CET

La supervivencia moldea el color de las plumas de las aves

Loro
Foto: JJ HARRISON/WIKIMEDIA

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los plumajes más llamativos de las aves suelen ser los de los machos, algo que, desde hace mucho tiempo, los investigadores han atribuido a la necesidad del macho de atraer a la hembra.

   Sin embargo, un grupo de científicos de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, Estados Unidos, ha demostrado que la evolución ha dado lugar de la misma manera a similitudes entre los sexos como diferencias, mostrando que el plumaje también se ha modelado para la supervivencia.

   Al analizar mil especies de aves, estos expertos hallaron que aunque los hombres a menudo tienen plumas más brillantes que las hembras, ambos sexos se han ido acercando en el color con el paso del tiempo para integrarse en su entorno y esconderse de los depredadores. La selección natural, durante la migración, la reproducción en lugares subtropicales y el cuidado de las crías, es tan poderosa como la selección sexual.

   "Aunque la mayoría de los estudios sobre el plumaje de las aves se concentran en el dicromatismo, el cambio evolutivo ha llevado más a menudo a la semejanza en lugar de la discordancia en el plumaje de machos y hembras", escriben los autores, Peter Dunn y Linda Whittingham, profesores de Ciencias biológicas en la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, Estados Unidos, y Jessica Armenta, exestudiante graduada de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee que ahora enseña en el 'Austin Community College' en Texas.

   "Nuestro estudio muestra que la ecología y el comportamiento están impulsando el color de ambos sexos y no se debe a la selección sexual", afirman los científicos de este estudio, que se publica en 'Science Advances'. Para ello, Armenta pasó cuatro años recopilando datos de 977 especies de aves de seis museos en Estados Unidos y Australia, investigando seis aves de cada especie, tres machos y tres hembras.

   Dunn y Whittingham analizaron los datos, asignando a cada ave una puntuación de color basada en escalas de brillo y tono. Examinaron el color del plumaje en relación con diez medidas de la selección natural y sexual. "Los investigadores han realizado análisis por separado de cada sexo durante más de una década, pero éste es el primer estudio a gran escala que examina el color de cada sexo en relación con los índices de la selección natural y sexual", resaltan estos expertos.

   Cuando los sexos se hicieron más similares en color, fue por razones de la selección natural, mientras que cuando aumentó la diferencia de color, tenía más que ver con la selección sexual. Dunn espera que los hallazgos lleven la investigación futura por nuevas direcciones.

   "Mucha de la investigación se ha centrado en cómo el color del plumaje se relaciona con el éxito de apareamiento, sobre todo en los machos -dice--, por lo que esto debe conducir a los investigadores a pensar más acerca de cómo el color afecta en la supervivencia, especialmente la depredación y el éxito a la hora de alimentarse, en ambos sexos".

   Dentro de los hallazgos, los investigadores se encontraron con otra sorpresa: los machos con múltiples compañeras tienden a ser de colores más apagados que sus contrapartes femeninas. Por ejemplo, los mirlos masculinos de alas rojas, pueden tener hasta una docena de compañeras, pero son menos coloridos que sus consortes. "La razón de esto es que los machos en estas especies suelen tener una gran cantidad de plumaje negro", explica Dunn.