Sustancias químicas eternas penetran la piel con facilidad

La absorción a través de la piel podría ser una fuente importante de exposición a estos químicos dañinos
La absorción a través de la piel podría ser una fuente importante de exposición a estos químicos dañinos - UNIVERSIDAD DE BIRMINGHAM
Actualizado: martes, 25 junio 2024 10:47

   MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio de 17 sustancias químicas sintéticas de uso común 'eternas' ha demostrado que estas sustancias tóxicas pueden ser absorbidas fácilmente a través de la piel humana.

   La nueva investigación, publicada en Environment International, demuestra por primera vez que una amplia gama de PFAS (sustancias perfluoroalquiladas), sustancias químicas que no se descomponen en la naturaleza, pueden atravesar la barrera cutánea y llegar al torrente sanguíneo del cuerpo.

   Las PFAS se utilizan ampliamente en industrias y productos de consumo, desde uniformes escolares hasta productos de cuidado personal, debido a sus propiedades repelentes al agua y a las manchas. Si bien algunas sustancias han sido prohibidas por la regulación gubernamental, otras todavía se utilizan ampliamente y sus efectos tóxicos aún no se han investigado por completo.

   Ya se sabe que las PFAS ingresan al cuerpo a través de otras vías, por ejemplo, al inhalarlas o ingerirlas a través de los alimentos o el agua potable, y se sabe que causan efectos adversos para la salud, como una respuesta inmune reducida a la vacunación, deterioro de la función hepática y disminución del peso al nacer.

   Se ha creído comúnmente que los PFAS no pueden atravesar la barrera cutánea, aunque estudios recientes han demostrado vínculos entre el uso de productos de cuidado personal y las concentraciones de PFAS en la sangre humana y la leche materna. El nuevo estudio es la evaluación más completa realizada hasta ahora sobre la absorción de PFAS en la piel humana y confirma que la mayoría de ellos pueden ingresar al cuerpo a través de esta vía.

   La autora principal del estudio, la Dra. Oddny Ragnarsdóttir, llevó a cabo la investigación mientras estudiaba para su doctorado en la Universidad de Birmingham. "La capacidad de estos químicos para ser absorbidos a través de la piel --señala en un comunicado-- ha sido descartada previamente porque las moléculas están ionizadas. Se pensaba que la carga eléctrica que les da la capacidad de repeler el agua y las manchas también las hacía incapaces de atravesar la membrana de la piel.

   "Nuestra investigación muestra que esta teoría no siempre es cierta y que, de hecho, la absorción a través de la piel podría ser una fuente importante de exposición a estos químicos dañinos".

   Los investigadores investigaron 17 PFAS diferentes. Los compuestos seleccionados estaban entre los más utilizados y los más estudiados por sus efectos tóxicos y otras formas a través de las cuales los humanos podrían estar expuestos a ellos. Lo más importante es que corresponden a sustancias químicas reguladas por la Directiva de Agua Potable de la UE.

   En sus experimentos, el equipo utilizó modelos equivalentes de piel humana en 3D: tejidos multicapa cultivados en laboratorio que imitan las propiedades de la piel humana normal, lo que significa que el estudio podría llevarse a cabo sin utilizar ningún animal. Aplicaron muestras de cada sustancia química para medir qué proporciones fueron absorbidas, no absorbidas o retenidas dentro de los modelos.

   De los 17 PFAS analizados, el equipo descubrió que 15 sustancias mostraban una absorción dérmica sustancial, al menos el 5% de la dosis de exposición. En las dosis de exposición examinadas, la absorción en el torrente sanguíneo del PFAS más regulado (ácido perfluorooctanoico; PFOA) fue del 13,5%, y un 38% adicional de la dosis aplicada se retuvo en la piel para una posible absorción a largo plazo en la circulación.

   La cantidad absorbida parecía estar correlacionada con la longitud de la cadena de carbono dentro de la molécula. Las sustancias con cadenas de carbono más largas mostraron niveles más bajos de absorción, mientras que los compuestos con cadenas más cortas que se introdujeron para reemplazar PFAS de cadena de carbono más larga, como el PFOA, se absorbieron más fácilmente. La absorción del ácido perfluoropentanoico, por ejemplo, fue cuatro veces mayor que la del PFOA, con un 59%.

   El coautor del estudio, el Dr. Mohamed Abdallah, afirmó: "Nuestro estudio proporciona una primera perspectiva sobre la importancia de la vía dérmica como vía de exposición a una amplia gama de sustancias químicas permanentes. Dada la gran cantidad de PFAS existentes, es importante que los estudios futuros apunten a evaluar el riesgo de una amplia gama de estas sustancias químicas tóxicas, en lugar de centrarse en una sola sustancia química a la vez".

   El coautor del estudio, el profesor Stuart Harrad, de la Facultad de Geografía, Ciencias de la Tierra y Medioambientales de la Universidad de Birmingham, añadió: "Este estudio nos ayuda a comprender la importancia que puede tener la exposición a estas sustancias químicas a través de la piel y también qué estructuras químicas pueden absorberse con mayor facilidad.

   "Esto es importante porque vemos un cambio en la industria hacia sustancias químicas con longitudes de cadena más cortas porque se cree que son menos tóxicas; sin embargo, la contrapartida podría ser que absorbamos más de ellas, por lo que necesitamos saber más sobre los riesgos involucrados".

Contador