Actualizado 07/04/2014 8:37:30 +00:00 CET

Las zonas áridas absorben grandes cantidades de carbono

Desierto
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de investigadores dirigidos por un biólogo de la Universidad Estatal de Washington (Estados Unidos) han descubierto que las zonas áridas, que están entre los mayores ecosistemas del planeta, recogen una gran cantidad de carbono inesperada conforme aumentan los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera.

   Los resultados, publicados este domingo en la revista 'Nature Climate Change', dan una mejor idea a los científicos de la cantidad del presupuesto de carbono en la Tierra, es decir, cuánto carbono permanece en la atmósfera como CO2, contribuyendo al calentamiento global, y cuánto se almacena en la tierra o en el mar en otras formas que contienen carbono.

   "De esta forma se señala la importancia de estos ecosistemas áridos --destaca R. David Evans, profesor de Ciencias Biológicas especializado en Ecología y Cambio Global en la Universidad de Washington--. Son un gran sumidero del dióxido de carbono atmosférico, de forma que conforme suben los niveles de CO2, aumentan su captación de CO2 de la atmósfera. Ayudarán a capturar parte de ese exceso de CO2 liberado a la atmósfera. No pueden absorberlo todo, pero van a ayudar".

   Estos hallazgos derivan de un nuevo experimento de diez años en el que los investigadores expusieron parcelas en el desierto de Mojave, en California, Estados Unidos, a niveles elevados de dióxido de carbono similares a los esperados en 2050. Luego, eliminaron el suelo y las plantas hasta un metro de profundidad y midieron cuánto carbono se absorbía.

   La idea del experimento se originó con los científicos de las universidades de Nevada y Las Vegas y el Instituto de Investigación del Desierto, en Estados Unidos. Además de Evans, también participaron investigadores de la Universidad de Idaho, la Universidad del Norte de Arizona, la Universidad Estatal de Arizona y la Universidad Estatal de Colorado, todas ellas instituciones estadounidenses.

   El trabajo, que contó con financiación del Departamento de Energía de Estados Unidos y la Fundación Nacional de Ciencia estadounidense, aborda una de las grandes incógnitas del calentamiento global: el grado en que los ecosistemas terrestres absorben o liberan dióxido de carbono a medida que aumenta en la atmósfera.

   Con menos de diez pulgadas de lluvia al año (163 mililitros), las zonas áridas se ubican en una banda ancha a 30 grados latitud norte y sur y, junto con las zonas semiáridas, que reciben menos de 20 pulgadas (327 mililitros) de lluvia al año, representan casi la mitad de la superficie terrestre del planeta.

   Los suelos forestales tienen más materia orgánica y mucho más carbono por metro cuadrado, pero como los suelos áridos abarcan tanta área, pueden tener un papel enorme en el presupuesto de carbono de la tierra y en lo mucho que la tierra se calienta a medida que se acumulan en la atmósfera gases que atrapan el calor.

   En el Sitio de Seguridad Nacional de Nevada, una reserva del Departamento de Energía norteamericano, los científicos marcaron nueve parcelas octogonales de unos 75 pies (22,8 centímetros) de diámetro. En tres parcelas sopló aire con concentraciones de 380 partes por millón de CO2, los niveles actuales de CO2; otras tres no recibieron ningún aire extra y otras tres fueron expuestas a concentraciones de 550 partes por millón, los niveles de CO2 que se espera para 2050.

   El análisis, realizado por Benjamin Harlow, del 'Stable Isotope Core Laboratory', de la Universidad de Washington, sugiere que las tierras áridas pueden aumentar su absorción de carbono lo suficiente en el futuro para hacerse cargo de entre el 15 y el 28 por ciento de la cantidad actual absorbida por la superficie terrestre.

   En general, según Evans, el aumento de los niveles de CO2 puede incrementar la absorción de las tierras áridas lo suficiente para hacerse cargo de entre el 4 y el 8 por ciento de las emisiones actuales. El experimento no tuvo en cuenta otros posibles cambios derivados del cambio climático, como el calentamiento de las temperaturas y las variaciones en las precipitaciones.

   "Me sorprendió la magnitud de la adquisición de carbono que hemos sido capaces de detectar después de diez años, ya que no es mucho tiempo en la vida de un ecosistema", señala Evans. Aunque los ecosistemas forestales tienden a almacenar carbono en la materia vegetal, los investigadores de Mojave encontraron que se absorbía más carbono mediante una mayor actividad en la rizosfera, una zona rica en microorganismos alrededor de las raíces.

   Desde un punto de vista optimista, la investigación sugiere que, llegado 2050, los ecosistemas áridos van a hacer más que su parte correspondiente a la hora capturar carbono de la atmósfera por el calentamiento de la tierra. Pero un potencial motivo de preocupación es lo que pasa con estos ecosistemas conforme la población del planeta crezca y la gente busca lugares para desarrollarse y vivir.

Lo más leído

  1. 1

    Italia celebra este domingo un referéndum sobre la reducción de parlamentarios de la Cámara y el Senado

  2. 2

    Rocío Flores estalla en directo y entra en 'Sálvame' para defender a su familia

  3. 3

    Carla y Caritina Goyanes se despiden de su abuela, Nena Perojo

  4. 4

    Enrique Ponce y Ana Soria, pillados paseando en Nimes de lo más enamorados

  5. 5

    Detenidas 30 personas e incautadas seis toneladas de hachís en otra operación en Cádiz