Un pariente del canguro ya se movía saltando hace 20 millones de años

Actualizado 06/02/2019 17:55:02 CET
Canguro
CC0 PUBLIC DOMAIN

   MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Fósiles desenterrados en Queensland (Australia) han revelado evidencias de que un pariente de los canguros modernos ya se movía dando saltos hace 20 millones de años, antes de lo pensado.

   Los científicos han estado desconcertados sobre la historia del salto del canguro durante muchos años; debido a la falta de fósiles de canguro de más de 2 millones de años, ha sido difícil determinar cuándo evolucionaron desde criaturas que caminaban o escalaban hasta animales que se mantienen erguidos y se ponen de pie y saltan para desplazarse.

   Investigaciones anteriores han sugerido que el desarrollo del salto fue el resultado de un clima cambiante: Australia fue una vez mucho más húmeda que hoy en día, con bosques que cubren tierras que ahora están invadidas por pastos. Mantenerse erguido en los pastizales es una forma de moverse muy rápidamente en un entorno de este tipo.

   En un nuevo estudio, los investigadores del Museo Sueco de Historia Natural y la Universidad de Uppsala han encontrado evidencia que sugiere que el salto podría haber comenzado mucho antes de que las praderas se adueñaran de gran parte de Australia, lo que arroja dudas sobre las teorías actuales sobre la línea de tiempo evolutiva del salto del canguro.

   El trabajo de los investigadores, publicado en Royal Society Open Science, incluyó el estudio de los restos fósiles de una antigua especie marsupial llamada balbáridos: eran primos lejanos de los canguros y se extinguieron hace aproximadamente 10 a 15 millones de años. Recientemente, se desenterró uno de los esqueletos balbaridos más completos que se haya encontrado, lo que brinda la oportunidad de aprender más sobre las especies y el origen del salto en las criaturas australianas. Los fósiles databan de aproximadamente 20 millones de años.

   Para comprender mejor la forma en que probablemente se movieron Balbarid y otros parientes cercanos, el equipo construyó modelos de ellos basados en patas, tobillos y otras formas de huesos. Al hacerlo, descubrieron que algunas de las criaturas eran probablemente trepadoras, otras que se arrastraban y otras que caminaban erguidas y saltaban como los canguros modernos.

   Los investigadores sugieren que estos hallazgos significan que la historia del salto del canguro tendrá que ser revisada, porque si los antiguos ancestros saltaban hace unos 20 millones de años, es posible que los canguros también lo hicieran.

Contador