Smith & Williamson niega que el Programa CBI de Dominica facilite la evasión fiscal

Publicado 01/05/2019 7:00:43CET

- Después de EY, el nuevo informe de Smith & Williamson rechaza categóricamente que el Programa CBI de Dominica facilite la evasión fiscal

LONDRES, 1 de mayo de 2019 /PRNewswire/ -- La firma de servicios financieros con sede en el Reino Unido Smith & Williamson lanzó un nuevo informe [https://cbiindex.com/reports/] este mes titulado Citizenship vs Residency: The Taxation Implications of Citizenship by Investment Programmes. El informe explora las consecuencias fiscales de un individuo que participó en el Programa de Ciudadanía por Inversión de Dominica y concluye que no hay un impacto negativo ni en Dominica ni en jurisdicciones que hayan hecho tributar a la persona antes de que se convirtiese en ciudadano económico.

"Smith & Williamson cree que la ciudadanía por inversión no presenta un riesgo de facilitar la evasión fiscal, ya que solo la ciudadanía es insuficiente para asegurar la residencia fiscal de un país y, sujeto a un tratado de doble fiscalidad existente, una persona solo está obligada a tributar en países donde sea residente fiscal", señalaron los autores.

La evaluación de Smith & Williamson es comparable a la de la firma de contabilidad internacional Ernst & Young, que, en marzo de 2019, publicó un informe similar [https://cbiindex.com/reports/] diciendo que "la ciudadanía es un concepto distinto de la residencia fiscal. La ciudadanía no debería facilitar la evasión fiscal y las oportunidades de evasión, ya que la normativa de información es explícita en no utilizar la ciudadanía como prueba".

Solo ciudadanía, no residencia fiscal

Dominica ofrece uno de los programas de ciudadanía por inversión (CPI) más antiguos del mundo. Establecido en 1993, el programa permite a los solicitantes extranjeros hacerse ciudadanos de Dominica a cambio de una inversión y solo tras aprobar procesos de diligencias muy estrictos. Los fondos del Programa CPI [https://csglobalpartners.com/citizenship-dominica/] se utilizan para apoyar el ecoturismo y patrocinar las iniciativas socioeconómicas en la isla, incluyendo varios proyectos de edificación resistente al cambio climático, como el del Primer Ministro Roosevelt Skerrit, que prometió hacer de Dominica "la primera nación resistente al cambio climático" tras los estragos producidos por el huracán María en 2017.

Nada en la Constitución de Dominica, la Ley de Ciudadanía o las regulaciones de Ciudadanía por Inversión da derecho a los solicitantes a algo que no sea el estatus de "ciudadano". Significativamente, la ciudadanía de Dominica, dice Smith & Williamson, "no es igual a residencia" y "no conlleva el estatus de una persona como residente fiscal dominicano". Esto es fundamental para las conclusiones del informe porque, en lo que se refiere a la responsabilidad fiscal de una persona, "solo los países donde una persona es residente por fines fiscales puede tributar sus ingresos y ganancias mundiales" y "solo Estados Unidos, Hungría y Eritrea hacen tributar actualmente a las personas según ambos aspectos, residencia y ciudadanía". Dado que Dominica no hace tributar a las personas por virtud de ser ciudadanos, un ciudadano económico no puede reclamar que ya no es residente fiscal de otro país en base a su nueva ciudadanía dominicana.

La preocupación sobre si el Programa de Ciudadanía por Inversión de Dominica podría facilitar la evasión fiscal ya se ha hecho patente, sobre todo por la OCDE en su evaluación de si la ciudadanía por inversión puede permitir la elusión de la normativa común de presentación de informes (Common Reporting Standard, CRS). Sin embargo, Smith & Williamson sugiere que estas preocupaciones son innecesarias y están fuera de lugar pues "la presentación de informes dentro del CRS es [...] basado en la residencia fiscal y no en la ciudadanía o el derecho a residir en una jurisdicción".

Sin alivio tributario por doble imposición

Finalmente, Smith & Williamson pregunta si la residencia fiscal de Dominica, combinada con la residencia fiscal de otro país, podría ser ventajosa para el residente de doble tributación. La respuesta es un "no" categórico para todo el que no sea un residente caribeño de doble tributación, ya que Dominica solo mantiene acuerdos de doble tributación con estados miembro de la Comunidad Caribeña. Esto significa que, en la amplia mayoría de los casos, un residente fiscal dominicano "solo recibiría un crédito fiscal extranjero frente a su obligación fiscal dominicana por tributación ya sufrida" y nada detendría al segundo país de residencia fiscal de hacer tributar al residente dominicano. Smith & Williamson ilustra este punto analizando los prospectos de un residente fiscal británico y dominicano doble y un ciudadano dominicano: "La ciudadanía de Dominica no solo tendría un impacto detrimental en el Reino Unido que pudiera ser recogido e, incluso si la persona también fuese a convertirse en un residente fiscal de Dominica, podría exponerles a doble tributación en su renta, que no podría mitigarse bajo las leyes fiscales nacionales de las jurisdicciones implicadas".

Los informes completos de Smith & Williamson y EY pueden consultarse aquí [https://cbiindex.com/reports/].

Contacto:pr@csglobalpartners.com[mailto:pr@csglobalpartners.com]

CONTACTO: CONTACTO: Thomas M Kohn, +447867942505

Sitio Web: https://csglobalpartners.com/

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación