Los tejados de pizarra, un elemento para el ahorro energético

Tejados De Pizarra San José
TEJADOS DE PIZARRA SAN JOSÉ
Publicado 13/09/2018 12:46:37CET

Desde Tejados De Pizarra San José aportan ideas para poder sacarle el máximo partido a este tipo de tejados y también las pautas de actuación ante posibles casos de renovación

Según Javier, gerente de Tejados De Pizarra San José, “lo primordial es la facilidad que tiene para que todo parezca sencillo, el querer hacerlo una única vez y que el usuario final lo entienda, comprenda y tenga una ilusión tremenda sobre el proyecto que se le plantea”.

Zonas de especial relevancia para la eficiencia energética

Hay multitud de soluciones constructivas en lo que a eficiencia energética se trata pero son dos las zonas que tienen especial interés: fachadas y cubiertas.

Distintos formatos de ahorro

Desde Tejados de Pizarra San José afirman que “el mayor ahorro empieza por tener claro y estar convencido de lo que se quiere hacer, estar bien asesorado siempre será un punto a favor nuestro, con esas pautas tendremos una confianza ciega de lo que queremos hacer y comprenderemos a la perfección todo lo que se esté haciendo en la reparación del tejado de pizarra que se esté ejecutando”.

El primer factor de ahorro depende de si la vivienda es sin aislamiento o con. La diferencia en grados, antes de que esta se mejorara puede oscilar entre los 5 y 7º en el mejor de los casos, que de cara al consumo energético es un ahorro notable, tanto en calefacción como en aire acondicionado. Un ahorro equivalente a más de un 40% en el cómputo anual.

En el caso de una casa de 180 m2, repartidas en 2 ó 3 plantas, el gasto anual es de 1260€ de energía de calefacción y después de una intervención de aislamiento térmico en el tejado de pizarra, podría reducirse y establecerse en 750€. En 3 años quedaría amortizado el embolso inicial y se empezaría a ahorrar, sin tener en cuenta las posibles subidas de los medios energéticos.

Otro de los elementos que favorecen al ahorro es el cumplimiento de ciertas rutinas, que además mejorarán la temperatura de la vivienda. Por ejemplo, airear la casa temprano en verano, aprovechar los rayos del sol en invierno y cualquier pequeño gesto pensado en el ahorro sumara para que ese gasto se reduzca notoriamente.

2 tipos de ahorro

Desde Tejados de Pizarra San José, distinguen el ahorro que generan sus productos según dos tipos:

En primer lugar, el ahorro activo consiste en adecuar los elementos que generen la energía de la vivienda (radiadores, aires acondicionados o agua sanitaria) para que trabaje a un régimen óptimo.

Un modo de hacerlo, afirma la empresa, es “ajustar el agua sanitaria de la caldera a 41º, para así no tener que enfriarla durante la ducha”. Lo mismo con el agua que circula por los radiadores estipularlo en (60º) sería lo óptimo para una buena relación calidad-precio, además de alargar la vida útil y contribuir al medio ambiente.

El a/a (aire acondicionado), funciona mucho mejor cuando lo hace de forma continuada a una temperatura de 26, 27º en una instancia de unos 17m2 con un compresor de 3500 frigorías, por lo que no se debe poner de forma momentánea a baja temperatura.

Por otro lado, existe el ahorro pasivo, que será aquel que ha sido provisionado con anterioridad en el tejado de pizarra o fachada con algún tipo de aislamiento térmico, ya sea poliestireno extrusionado, reflexivo multicapa, poliuretano proyectado, celulosa o una amplia gama. Este ahorro se realiza en el desembolso incial de ahorro.

Cuándo invertir en tejados de pizarra

Existen dos claros motivos por los que realizar esta inversión es lo más aconsejable:

Cuando el tejado de primera construcción carece de la capa de aislamiento térmico y la temperatura del hogar es muy elevada.

La vida útil del tejado está llegando a su fin por desprendimientos de pizarras u otro motivo que genere goteras.

El momento adecuado para realizar las obras

Por otro lado, Tejados de Pizarra San José aclaran que la mejor época para realizar este tipo obras es en verano, debido a la escasa probabilidad de lluvias y la tranquilidad que se gana durante la ejecución.

El único beneficio de realizar la instalación en invierno es el ahorro económico, puesto que las tarifas son menores debido a una demanda más baja. “La mejor opción es pedir el presupuesto en épocas de poca demanda, y que se ejecute al empezar la primavera”, aconsejan.

En este contexto de eficiencia de energía, también se conseguirá el presupuesto más óptimo para aislar el tejado de pizarra.

Contacto

Nombre contacto: Javier González

Teléfono de contacto: 636 021 351

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación