Alicante.- Cotino destaca que el Consell "ha incrementado en más del 45% los centros residenciales de la provincia

Actualizado 09/02/2008 17:51:15 CET

VALENCIA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Bienestar Social, Juan Cotino, destacó hoy el "importante esfuerzo inversor" de la Generalitat con el fin de incrementar el número y la calidad de los recursos asistenciales para atender a las personas y sus familias, y en concreto se refirió al "aumento del 45 por ciento que han experimentado las residencias para personas mayores y con discapacidad en la provincia de Alicante", informaron fuentes del Consell en un comunicado.

Cotino se expresó de esta manera durante su visita a varios centros de mayores y discapacitados de la Vega Baja, donde manifestó que la atención a las personas y sus familias "es lo primero" para el Gobierno de la Generalitat, por lo que "estamos desarrollando iniciativas para conseguir una verdadera sociedad del bienestar para todos, y muy especialmente para los más mayores y las personas con discapacidad", aseveró.

El vicepresidente explicó que actualmente existen en la provincia de Alicante un total de 184 residencias para personas mayores y con discapacidad, con 11.935 plazas, lo que supone disponer de 57 nuevos centros creados en los últimos cuatro años.

Además, el conseller indicó que el Consell ha aprobado incorporar a la red pública de la Generalitat 2.247 nuevas plazas, para las que se ha aprobado una inversión de 436 millones de euros, de las cuales 608 se encuentran en 14 residencias de la provincia de Alicante. Para el mantenimiento de estas nuevas plazas la Conselleria destinará durante 2008 más de 7,5 millones de euros.

Por otro lado, destacaron que Cotino ha visitado el centro ocupacional Azahares de Albatera, los centros sociales de Granja de Rocamora y Algorfa, la residencia de tercera edad Virgen de la Salud de Redován y las obras del centro de día para enfermos de Alzheimer de Cox.

En el transcurso de las visitas en estos municipios de la Vega Baja, Cotino señaló que actualmente esta comarca alicantina dispone de 16 centros residenciales para la tercera edad con 1.346 plazas, y 2 Centros de Día con 74 plazas, lo que supone la sexta parte de los recursos para personas mayores de la provincia de Alicante.

Asimismo, Cotino significó la "importancia" de la colaboración entre las administraciones autonómica y local, "puesto que entre todos debemos trabajar para crear una sólida protección social, con programas cada vez más eficientes y de mayor cobertura".

El Centro Social de Granja de Rocamora es un edificio de dos plantas dependiente del Ayuntamiento de la localidad y al que la Conselleria de Bienestar Social le ha concedido para su construcción una subvención de 150.000 euros, además de 36.000 euros para el equipamiento del mismo. Este nuevo recurso ofrece una amplia oferta de servicios a todas las personas mayores de la zona.

Asimismo, Cotino inauguró el Centro Social de Algorfa, un centro cuyo titular es el Ayuntamiento de Algorfa y que ha contado con una subvención de la Conselleria de 316.000 euros para su construcción y equipamiento.

La residencia de tercera edad 'Virgen de la Salud' en Redován, tiene una capacidad de 235 plazas, de las que 160 están adheridas al sistema de bono-residencia de la Conselleria de Bienestar Social.

Además, el vicepresidente visitó las obras del Centro de Día para enfermos de Alzheimer de Cox, un centro dependiente de la Generalitat y en el que la Conselleria de Bienestar Social ha invertido en su construcción 1.822.617 euros.

Este centro, que abrirá sus puertas en los próximos meses, ocupa una superficie de 3.000 metros cuadrados. Consta de 60 plazas pero su infraestructura se ha diseñado de manera que en un futuro, en función de la demanda, pueda ampliarse el número de plazas previstas inicialmente.

Por último, Cotino también visitó un centro ocupacional para discapacitados en Albatera, donde se atiende a 50 personas con disparidad. Este centro está gestionado por la Asociación Minusválidos Handicaps, y recibe ayudas anuales de la Conselleria para financiar su mantenimiento, que durante 2007 alcanzaron la cifra de 177.623 euros.