Publicado 24/02/2022 11:59

Aprobado definitivamente en Alicante el Plan Local de Residuos con el apoyo de Vox y el rechazo de PSPV, Compromís y UP

Ediles de Compromís y Unides Podem protestan durante la sesion plenaria del mes de febrero en Alicante
Ediles de Compromís y Unides Podem protestan durante la sesion plenaria del mes de febrero en Alicante - UNIDES PODEM -EUPV

La sesión también valida la modificación de la Ordenanza reguladora de las plusvalías y rechaza rebajar el impuesto de vehículos

ALICANTE, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este jueves de manera definitiva el Plan Local de Residuos tras superar el período de exposición pública y la resolución de alegaciones. La propuesta ha contado con el respaldo del equipo de gobierno de PP y Cs y Vox (16) y el rechazo de PSPV, Compromís y Unides Podem-EUPV (13), tal y como se confirmó en la Comisión de Servicios celebrada el pasado viernes 18.

Durante la sesión ordinaria del mes de febrero, que ha recuperado el formato semipresencial, los ediles de Compromís y Unides Podem han protestado con carteles de "Sí a la participación ciudadana" para reivindicar el regreso del público al Salón Azul para presenciar los plenos tras la caída de la mayoría de restricciones sanitarias y han señalado en redes sociales: "Basta de cerrar el Salón Azul a la ciudadanía para acudir a las sesiones y basta de #alcaldedelplasma".

En su intervención, el concejal de Limpieza y Medio Ambiente, ha explicado que el Plan tiene una vigencia de seis años y que se tendrá que revisar cada dos, por lo que "si hay alguna circunstancia" se podrá revisar. "Es un Plan correcto, somos la primera ciudad en la Comunitat que lo va a tener y se sustenta en cuatro grandes ejes: fomentar la conciencia cívica, reducir la producción de residuos, mejorar la selección en domicilio y hacer más eficiente la recogida selectiva", ha detallado.

Asimismo, Villar ha explicado que las alegaciones presentadas al proyecto han sido rechazadas porque eran "opiniones" y, aunque "fueran respetables", no coincidían con el "criterio" de la concejalía y del equipo de gobierno. También ha defendido que el Plan se ajusta "totalmente" a la normativa y a las "exigencias" legales.

Del mismo modo, ha destacado que uno de los aspectos "más importantes" es fomentar la concienciación cívica con la realización de campañas específicas de concienciación, la habilitación de educadores ambientales en los ecopuntos móviles y contempla fomentar la recogida 'puerta a puerta' para cartón en zonas comerciales, en los mercadillos, los residuos voluminosos como los enseres, entre otras cuestiones.

El concejal de Vox, Pepe Bonet, ha confirmado que su grupo votaría a favor y ha remarcado la puesta en marcha de los tres ecoparques de forma definitiva porque "esto nos está causando muchos dolores de cabeza" para tratar de atajar el "vertido incontrolado de los residuos en cualquier punto del municipio y esto es un verdadero problema para la ciudad".

El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha indicado que es una "buena noticia" tener un Plan Local de Residuos pero ha lamentado que "llegamos tarde". "Agradecemos el trabajo de los técnicos y reconocemos las buenas intenciones, pero no es suficiente, porque ustedes han rechazado la participación ciudadana en este proceso, es una estrategia suicida para conseguir diálogo con las entidades sociales", ha señalado.

También ha criticado que la planta de tratamiento está "obsoleta" y ha insistido que, pese a que se hayan admitido algunas de las alegaciones de Compromís, falta precisar información sobre las labores que se llevarán a cabo con dicho Plan. "Fiarlo todo a que se llene la ciudad de contenedores no es la solución", ha zanjado.

La edil de Unides Podem-EUPV, Vanessa Romero, se ha mostrado "preocupada" por el apoyo de Vox a este Plan de Residuos cuando "están en contra de la Agenda 2030" y ha señalado al respecto del proyecto que es "continuista sustentado sobre un proyecto caduco".

"Han pasado el rodillo sobre las alegaciones. Votamos en contra porque no es lo que Alicante merece y más con la crisis climática que estamos viviendo. Cierra las puertas a una posible municipalización y nos aboca a multas millonarias por no cumplir con lo exigido", ha añadido.

Por último, el concejal del PSPV, Raúl Ruíz, ha indicado que "es muy difícil creer en un documento que no satisface nada ni soluciona nada, que ha sido aprobado sin ningún tipo de consenso social".

"Han reducido un 30% el presupuesto en concienciación y también destinan menos agua para valdeo, esto no soluciona nada y no aporta nada nuevo a la ciudad en el sistema de recogida y gestión de residuos. Nos vamos a oponer como nos piden los vecinos de la ciudad de alicante", ha explicado.

PLUSVALÍA Y VEHÍCULOS

Paralelamente, la sesión ha dado luz verde a la modificación de la Ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, también conocido como Plusvalía. La medida ha contado con los votos a favor de todos los grupos salvo Vox, 27 a dos.

La concejal de Hacienda, la 'popular' Lídia López, ha explicado que el objetivo era el de "adaptar la Ordenanza municipal a la sentencia del Tribunal Constitucional del mes de octubre pasado y al posterior decreto del Gobierno central para aportar la necesaria seguridad jurídica al contribuyente alicantino".

Compromís, PSPV y Unides Podem-EUPV han ratificado su voto a favor para resolver esta "injusticia" y han remarcado la forma de actuar del Gobierno Central porque el "impacto" de la sentencia en las administraciones locales era "horrible".

Por su parte, el portavoz de Vox, Mario Ortolá, ha recordado que los ayuntamientos "no están para nada obligados a su aplicación" y ha criticado que PP y Cs "pacten" con la "izquierda" no bajar los impuestos a los alicantinos. "Es un impuesto abusivo, lo dice Vox, el PP y los ciudadanos que lo pagan", ha agregado.

Por último, la sesión ha rechazado la propuesta de modificación de la Ordenanza Fiscal Reguladora del Impuesto de Vehículos presentada por el grupo de Vox por 27 votos en contra del resto de formaciones.

Al respecto, Ortolá ha lamentado también que "se está perdiendo una oportunidad de aliviar a los ciudadanos la presión fiscal que sufren con el precio de la gasolina, diesel, que con esta nueva religión climática parece que sean criminales".

La edil López ha justificado el rechazo debido a que la modificación fue aprobada en el pleno de 2018 y que en los últimos cuatro años "no se ha incrementado, sino que se ha mantenido e incluso se ha variado a la baja a camiones y remolques".

Más información