El Botànic aprueba la ley de acompañamiento con Podemos marcando distancias con el Consell

Imagen de archivo de un pleno de Les Corts
FLICKR CORTS - Archivo
Actualizado 19/12/2018 15:10:15 CET

PP y Cs vuelven a exigir una rebaja de impuestos y PSPV y Compromís defienden una fiscalidad progresiva

VALÈNCIA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno de Les Corts ha dado luz verde este miércoles a la conocida como 'ley de acompañamiento' a los presupuestos, con el voto a favor de PSPV, Compromís y Podemos, formación esta última que ha marcado sus diferencias con los socios del Botànic, a quienes ha acusado de "sacrificar" su programa para "no agitar las aguas" de cara al año electoral, a lo que los socialistas han respondido que "ser de Podemos no es garantía de tener razón".

A pocos días de las fiestas, no han faltado las comparaciones del debate con una cena de Navidad en la familia en la que "se quieren mucho, pero acaban diciéndose cosas en un tono*", ha bromeado el síndic socialista, Manolo Mata, a lo que Antonio Montiel (Podemos) ha respondido que queda por ver "quién hace el papel de cuñado".

La ley de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generalitat ha sido rechazada por el PP, que la considera "sectaria, oscura y perversa", y Ciudadanos (Cs), que ha pactado durante la tramitación algunas enmiendas como la que permite abrir a organismos autónomos la gestión de los puertos de la Generalitat y garantizar la reinversión en cada uno de ellos del 40% de los ingresos por tasas. Ambos partidos han defendido, sin éxito, sus propuestas para rebajar impuestos.

Podemos ha dejado claro en el debate que sigue pensando que a la ley le falta "ambición" y ha subrayado que este ha sido el año con más enmiendas 'vivas' de la formación para el debate en pleno -todas ellas han sido rechazadas--. Ha reprochado a sus socios que "cuando hay que marcar el rumbo para 2019 y años posteriores, cuando se habla del futuro Botànic, queden sin aprobar cuestiones fundamentales". A su juicio, "algunos grupos han preferido sacrificar su programa electoral, su ideario" por "pragmatismo electoral".

Montiel ha asegurado no entender la postura respecto a la gestión de residuos o el rechazo a la tasa sobre bebidas azucaradas -"no sabemos si aquí algunos se han entregado al lobby del azúcar o están haciendo cálculos electorales", ha apuntado_y ha criticado también la modificación de la ley de puertos pese a los cambios pactados para asegurar el control público: "No entendemos que se vaya a generalizar un sistema de puertos autónomos que necesitaba de un debate integral, completo".

La portavoz adjunta de Compromís, Mireia Mollà, ha cuestionado que Podemos quiera que su grupo se limite a decir que sí a todas sus enmiendas: "Ustedes son Podemos, nosotros Compromís, somos diferentes, tenemos cosas diferentes que decir, matices", ha dicho, para defender el trabajo con "sentido común" que realizan desde el Consell.

Tras resaltar Montiel que "nadie puede sentirse orgulloso de no haber aprobado una bajada de ratio en las escuelas infantiles de primer ciclo", la diputada ha preguntado "por qué Podemos quiere ir más rápido que nadie", ya que esa rebaja supondría eliminar más de 5.600 plazas en la red pública y 12.600 niños no tendrían plaza en la privada. "Antes de realizar una bajada de esas características tienes que ver si puedes crear esas plazas para cubrirlas, gobernar no es hacer magia, de la noche a la mañana uno no puede crear 18.000 plazas, estoy orgullosa de no dejarlos en la calle", ha indicado.

Por su parte, Manolo Mata ha apoyado las palabras de Mollà y ha advertido que "ser de Podemos no es garantía de tener razón". Ha recordado, por ejemplo, que la tasa al azúcar no ha permitido reducir el consumo allá donde se ha aplicado y ha puesto en valor los planes de Sanidad para combatir la obesidad. "Poner ese impuesto que va a ser casi imposible de gestionar no es una buena idea, no es cobardía ni por el lobby del azúcar, no es una buena idea", ha subrayado.

Además, ha subrayado que la tasa turística no se puede implantar sin modificar la ley de régimen local y el PSPV no está de acuerdo con una tasa autonómica. Montiel ha replicado que "sí o sí habrá que hacer una ley autonómica" si se quiere poner en marcha ese impuesto y se deberá legislar para evitar el 'dumping' entre localidades. "Deberían considerar seriamente que a veces podemos acertar juntos", ha agregado.

Ante la tensión en el debate, el síndic de Podemos, Antonio Estañ, ha afirmado en los pasillos que hay medidas que "no se han atrevido a tocar en este tiempo", horizontes con los que "no han querido atreverse por tener elecciones tan cerca" y ha defendido la posibilidad de que la tasa turística pudiera ponerse en marcha como en Baleares o Cataluña.

PP CRITICA LA REFORMA EN PUERTOS Y À PUNT

La portavoz adjunta del PP, Eva Ortiz, ha remarcado que su posición es la misma que el primer día y no aparentan "contundencia para acabar votando obedientemente". Ha defendido sus enmiendas para bajar los impuestos, con deducciones por nacimiento de hijos, la bonificación al 99% del impuesto de sucesiones y donaciones, y ha mostrado su "no rotundo a más tributos que lastren la competitividad, el crecimiento y el empleo".

Ha calificado de "barbaridad" que se vaya a eliminar temporalmente el límite de gasto en personal en À Punt cuando un informe de la Sindicatura de Comptes advierte de posibles irregularidades en las contrataciones, como también lo es, ha proseguido, "lo que han hecho con los puertos con la ayuda de Ciudadanos", regulando "por la puerta de detrás un tema tan importante". "Garantiza que el elefante ha vuelto a ganar", ha asegurado.

Mireia Mollà ha asegurado que si el PP "quiere ver fantasmas o elefantes es cosa suya" y le ha reprochado que sienten "animadversión" respecto a À Punt, recordando que en 2013 "no necesitaron a VOX" para cerrar Canal 9. "No estamos en contra de la televisión, estamos en contra de la mala gestión", ha respondido Eva Ortiz.

Mata ha señalado que "solo con el pufo que dejaron" con la antigua Canal 9 y que ha tenido que pagar este Consell "habría para 27 años más de televisión", y ha asegurado que en À Punt no hay "hijos, hermanos, sobrinos y amantes" de gente vinculada al Consell, mientras que antes la radiotelevisión era "un nido de enchufados". La 'popular' ha respondido señalando que es "rubia de bote, pero tonta no" y le ha ofrecido su tiempo a Mata si podía asegurar su afirmación sobre esa ausencia de vínculos.

CS SEGUIRÁ PIDIENDO MENOS IMPUESTOS

Tony Woodward (Cs) ha lamentado, por su parte, que el Botànic "no quiere bajar los impuestos a todos los valencianos que vino a rescatar" y ha asegurado que no se van a "cansar de proponer que todos los ciudadanos paguen menos impuestos" y proponer la eliminación de sucesiones y donaciones, el impuesto "más injusto y discriminatorio que existe".

"La próxima ley de acompañamiento, la de 2020, logrará esa tan deseada reforma fiscal que posibilite la bajada de impuestos y la eliminación del de sucesión y donaciones para siempre en la Comunitat", ha remarcado.

Mata ha señalado que son impuestos "justos" que gravan a quienes tienen más dinero, en una "corrección de la riqueza del mundo" y ha recordado que existen mínimos exentos de tributación "muy elevados". También ha incidido en que "gracias a que los que más tienen pagan más" se pueden ofrecer becas y nunca van a apoyar "la demagogia de la bajada universal de impuestos".