Actualizado 02/04/2012 21:22 CET

CCOO-PV cree que el decreto de plurilingüismo pretende "camuflar el grave ataque" a la enseñanza en valenciano

VALENCIA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Enseñanza (FE) de CCOO-PV considera que el decreto de plurilingüismo en el que trabaja el Consell supone "otra argucia propagandística que quiere camuflar el grave ataque que supone para la enseñanza en valenciano y para nuestros derechos de ciudadanía".

La federación sindical considera que esta norma "rompe el actual modelo lingüístico" y "restringe" el número de asignaturas en valenciano, "a cambio de proponer alguna asignatura impartida en inglés si el voluntariado del profesorado lo permite".

CCOO-PV, en un comunicado, ha destacado que este modelo "no incorporará ninguna mejora en la calidad de la educación y sí una gran pérdida del acceso al conocimiento de la propia lengua para todas las ciudadanas y todos los ciudadanos que a partir de ahora ingresen en nuestro sistema educativo".

Para el sindicato, el borrador del decreto de plurilingüismo --que prevé doblar las horas lectivas de inglés en la educación obligatoria-- "suena a trampa en esta nueva puesta en escena de la consellera de Educación, Formación y Ocupación, Maria José Català".

"Desde definir el borrador como un progreso en la calidad educativa hasta la publicidad de que este nuevo atentado contra los derechos de ciudadanía está basado en un consenso con la sociedad valenciana", ha señalado.

"EL CONSENSO NO EXISTE"

Según CCOO-PV, "el consenso no existe". En este sentido, ha asegurado que la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià (LUEV) y los programas de enseñanza que de ella se derivaron "si contaron con el apoyo amplio de grupos políticos y organizaciones sociales", pero la actual propuesta se basa en un diseño aprobado por un gobierno que da la espalda a la negociación y que rehuye el debate parlamentario".

Asimismo, considera que "este estilo impositivo se agrava por la continúa utilización propagandística del diálogo con organizaciones y agentes sociales". Al respecto, ha afirmado que la administración educativa recogió las propuestas entregadas por Escola Valenciana, FAPA Valencia y los tres sindicatos de la Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic, pero "las ha ignorado olímpicamente".

La Federación de Enseñanza ha criticado que el borrador del decreto de plurilingüismo "hace una mención parcial de la LUEV al recordar insistentemente las excepciones a la enseñanza en valenciano de los territorios castellanoparlantes y olvidar la necesidad que marca nuestro Estatuto y la misma LUEV de otorgar una especial protección al valenciano".

Además, considera que "supone una injerencia a las decisiones de los centros puesto", así como una "la derogación efectiva de las líneas en valenciano". También ha indicado que no se prevé "ni un solo recurso para mejorar la formación del profesorado o la implantación de los programas y demanda de un sobresfuerzo a un colectivo profesional castigado por los recortes en recursos y derechos laborales".