Publicado 23/08/2018 14:34CET

Compromís admite "malestar" tras el sí del Consell en el CPFF: "No estaba pactado en el Botànic"

Juan Ponce en Les Corts
COMPROMÍS

VALÈNCIA, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto de Compromís en Les Corts, Juan Ponce, ha admitido la existencia de un "malestar" en el seno de la formación tras enterarse "en tiempo real" del voto a favor de la Generalitat al objetivo de déficit en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), un sí que "no estaba pactado" en el Botànic".

"No se entiende, puesto que la posición de fuerza del pueblo valenciano estaba en mantener esa abstención --como en la reunión de julio-- y solamente cambiarla con una mejora sustancial en el trato" a los valencianos, que "ha sido muy negativo durante las últimas décadas" y que esta legislatura "de momento no se atisba que vaya a mejorar", ha dicho en declaraciones a los medios.

A su juicio, el acuerdo que permitió ese voto a favor a cambio de medidas que supondrán 850 millones de euros adicionales para la Comunitat, no supone un avance "sustancial" porque esperaban una apuesta "firme" por la revisión del sistema de financiación y el reparto de inversiones y no ha sido así.

Las nuevas aportaciones a la Comunitat, ha indicado, "son las mismas que se ofrecen a otras comunidades, como un adelanto en el IVA, el techo de endeudamiento y eso no supone ninguna solución al problema valenciano", en tanto que la asunción de 350 millones de la deuda de La Marina, ha indicado que están "un poco defraudados" porque debería condonarse esa deuda al cien por cien.

"El acuerdo no palía la situación histórica de infrafinanciación e infrainversión, no es un dinero extra para los valencianos, es permitir aumentar la capacidad de endeudamiento, adelantar un IVA que nos tocaba y en La Marina ni siquiera se condona al cien por cien la deuda, como ha pasado en otras ciudades. Es otro agravio a los valencianos, no podemos estar contentos", ha incidido Ponce.

Según ha dicho, los diputados de la coalición en el Congreso van a seguir trabajando en la misma línea que hasta la fecha y van a ser "coherentes" cuando se vote ese objetivo de déficit: "Si no hay cambios sustanciales, no hay ningún motivo para cambiar esa posición de voto".