Compromís insta al Gobierno a resolver el "punto negro" que supone desviar el tráfico por la CV-13

Publicado 04/12/2019 13:05:02CET
C-13 en Castellón
C-13 en Castellón - COMPROMÍS

   CASTELLÓ, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El senador de Compromís Carles Mulet ha manifestado su pesar por los continuos accidentes registrados en la CV-13, que comunica la autovía de interior (CV-10/A-7) con la N-340 en Torreblanca (Castellón), vial por el que se ha desviado el tráfico y peligrosidad de la N-340 en los últimos años. Mulet ha instado al Gobierno a resolver el "punto negro" que supone este devío de tráfico.

   El parlamentario ha hecho esta petición en un comunicado tras el accidente registrado este mismo miércoles en esta carretera, que se ha saldado con tres personas fallecidas y otras dos heridas en un siniestro en el que se han visto implicados dos turismos y un camión en el término municipal de Vilanova d'Alcolea (Castellón).

   Mulet explica que ha pedido a los dos últimos gobiernos información y actuaciones ante el "exponencial aumento de casos de implicados en accidentes en los últimos años desde 2010", por lo que reclamó ya en 2017 medidas urgentes al subdelegado del Gobierno en esta provincia.

   "Volvemos a reiterarlas ante la tendencia del número de personas implicadas fallecidas o ilesas en accidentes en este vial, especialmente ahora que los camiones han sido privados de conducir por la N-340 entre Nules y Orpesa desde 2014 y que es un tramo muy utilizado tanto por transportistas como quienes quieren conducir por un vial gratuito de mayor capacidad que la N-340", ha insistido.

   Para Mulet, "el tema es grave y no por el hecho que nos lo recuerde cada accidente, sino por la necesidad de replantear las comunicaciones en un vial con un trazado sinuoso, no diseñado como alternativa a la N-340, con grandes pendientes y poca seguridad".

   Asimismo, ha lamentado la "improvisación" a la hora de convertirla y abrirla al tráfico "como acceso al aeropuerto y posteriormente como un vial para el desvío de camiones, lo que la ha convertido en un punto negro".

   "El Gobierno es responsable de sus decisiones. Ya invité sin éxito al secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, a conocer el vial y adoptar soluciones ante el problema de congestión generado y la ausencia de bonificaciones a lo largo de la vía de peaje, pero nos dio como soluciones un real decreto de bonificaciones que tan solo afecta al tramo de Peñíscola-l'Hospitalet y otras para la autopista que iban a analizar pero que no llegan".

   Mulet asegura que la liberalización de la AP7 no mejorará la peligrosidad que se ha trasladado a este vial "si no se replantean qué ocurrirá con la A-7 y si no invierten en seguridad en la CV-13 y tratan como se merecen los conductores de esta autonomía".

Contador

Para leer más