Actualizado 17/05/2011 13:53 CET

CSI·F empieza una campaña de recogida de firmas de docentes para reclamar el 'concursillo' de Educación

VALENCIA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CSI·F ha iniciado una campaña de recogida de firmas en los centros para solicitar a la Generalitat que apruebe el denominado 'concursillo', una medida que se aplica en otras comunidades consistente en un concurso de méritos que permite a los funcionarios con destino definitivo acercarse provisionalmente a la localidad donde residen o donde quieren ejercer su función docente para, así, conciliar vida laboral y familiar, según ha informado el sindicato en un comunicado.

La central sindical explica que este 'concursillo' se haría efectivo una vez resueltos los concursos de traslados y las comisiones por causas sociales y humanitarias. El sistema para la redistribución de los docentes se aplicaría mediante un baremo "objetivo" que permita adjudicar las plazas anualmente, de acuerdo con el sindicato.

CSI.F calcula que esta medida podría afectar a unos 5.000 profesionales que desarrollan su labor en municipios alejados del suyo "pese a generarse plazas vacantes y a pesar de que el 'concursillo' funciona a la perfección en otras comunidades autónomas".

Por ello, el sindicato ha comenzado una campaña de recogida de firmas por los centros educativos valencianos para instar a la administración "a emprender, en época de crisis, iniciativas que mejoren las condiciones y la calidad de vida de los trabajadores sin que supongan un desembolso". En esta línea, ha incidido en que, con esta medida, "miles de docentes evitarían situaciones como las separaciones familiares".

La central sindical argumenta que este sistema de concurso de méritos "beneficia a los docentes cuya plaza definitiva se encuentra alejada de su entorno familiar y les permite, al menos durante un año, ocupar, en comisión de servicio, una de las vacantes existentes al comienzo del curso escolar".

CSI·F solicita a la Conselleria de Educación la implantación de este sistema que se desarrolla con eficiencia en otras autonomías y ha pedido el apoyo de los docentes en la campaña de recogida de firmas "para que esta posibilidad se convierta en una mejora en la conciliación de la vida familiar y laboral de multitud de profesionales de la enseñanza".