Actualizado 07/09/2007 13:54 CET

Cultura.- Una exposición muestra el proceso de restauración del Retablo de Pardines en el Museu de la Festa de Algemesí

VALENCIA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Museu de la Festa de Algemesí, ubicado en el Convent de Sant Vicent de la localidad, acoge una nueva exposición dedicada al proceso de consolidación y restauración del Retablo de Pardines. En la muestra, organizada por la Basílica de Sant Jaume y el Ayuntamiento de Algemesí, se puede contemplar el retablo restaurado y todo el proceso de limpieza, consolidación y reintegración subvencionado por la Diputación de Valencia y que ha sido realizado por el taller Arte y Restauración del algemesinense Xavier Ferragut Adam, informaron fuentes municipales.

La exposición consta de dos partes diferenciadas. Una primera introductoria con datos de la historia de la población de la antigua alquería de Pardines, despoblada en el siglo XVII y una segunda dedicada exclusivamente al proceso de restauración del retablo de la desaparecida iglesia de esta población, explicaron las mismas fuentes.

El alcalde de Algemesí, Vicent R. García, señaló que Cotes y Pardines se despoblaron en el siglo XVII y, "uno de los aspectos históricos que nos quedan, es la recuperación de este retablo que, con el paso de los años, se había deteriorado. Se ha hecho una restauración importante en un retablo que tiene un valor cultural destacado. Es importante rescatar nuestra historia y tener un mayor conocimiento de nuestras raíces".

Por su parte, el rector de la Basílica de Sant Jaume, Jesús Corbí, manifestó que se trata de una de las obras "más antiguas y de más valor que tenemos en la basílica, una obra de arte que cumple el servicio de transmisión de un mensaje de fe".

El diputado de Turismo, Isidro Prieto, destacó la colaboración entre las instituciones para llevar a cabo este trabajo que "recuperan aspectos históricos de la ciudad".

El retablo se podrá visitar en el Museo de Algemesí durante todo el mes de septiembre y parte de octubre, y se trasladará posteriormente en la nave central de la Basílica de Sant Jaume para su ubicación definitiva.