Desarrollan un proyecto para optimizar el control microbiológico en sistemas de gestión de agua de riego

Fotografía De Equipo De Algunas De Las Investigadoras Del Departamento De I+D+I De Global Omnium Dirigido Por Maria Angeles Serrano (I) Que Está Junto A Ester Méndez  Y Maria De Pedro (I)
Fotografía De Equipo De Algunas De Las Investigadoras Del Departamento De I+D+I De Global Omnium Dirigido Por Maria Angeles Serrano (I) Que Está Junto A Ester Méndez Y Maria De Pedro (I) - GLOBAL OMNIUM
Publicado: miércoles, 7 febrero 2024 14:31

La iniciativa permitirá mitigar el posible impacto y incidencia provocada por el crecimiento de bacterias y biofilms en tuberías

VALÈNCIA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La empresa Emivasa lidera un proyecto, junto a la Universitat Politècnica de València (UPV) y la Univeristat de València (UV), para optimizar el control microbiológico en los sistemas de gestión de agua de riego y, de esta forma, mitigar el posible impacto e incidencia provocada por el crecimiento de bacterias y biofilms en tuberías de red.

En el proyecto AvantREG (Avances para el control microbiológico en los sistemas de gestión de agua de riego) participan un consorcio multidisciplinar integrado por la Empresa Mixta Valenciana de Aguas S.A. (Emivasa), la Universitat Politècnica de València (IIAMA-BIOMICA, Food-UPV y COMAM) y el grupo CLECEM de la UV, según han informado en sendos comunicados el Ayuntamiento de València y Global Omnium.

La investigación --cofinanciada por la Generalitat Valenciana y por la Unión Europea a través del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Comunitat Valenciana 2014-2020-- tiene una duración de 24 meses y busca mejorar las capacidades y resiliencia de las conducciones de la red de baja presión.

El proyecto centra su ejecución en el agua de la red de baja presión de la ciudad de València, destinada al riego de jardines, baldeo de calles y mantenimiento de fuentes ornamentales. Habitualmente el agua de esta red no suele someterse a tratamientos químicos agresivos para su desinfección, con la finalidad de no dañar los árboles, arbustos y plantas por contacto con el desinfectante.

La baja concentración de biocida podría hacerla susceptible de contener microorganismos "de importancia" para la salud pública, ya que los microorganismos pueden crecer en las paredes de las tuberías formando biopelículas o biofilm que actúan como posibles reservorios de patógenos.

AvantREG está dividido en cuatro áreas de trabajo desarrolladas por cada uno de los socios. El trabajo de Emivasa se centra en desarrollar, aplicar y evaluar un nuevo biocida potente e inocuo para el ser humano y el medio ambiente, obtenido de forma sostenible usando la tecnología de electrólisis estándar junto con la tecnología de separación por membrana.

La metodología propuesta es una alternativa "natural, mucho más eficiente y con alta rentabilidad frente a otras tecnologías de desinfección". Desde la UPV se están desarrollando lechos filtrantes con capacidad de inhibir el crecimiento microbiano basados en la inmovilización de moléculas naturales sobre partículas inertes. La funcionalización de los materiales estará basada en plasma como activador que se caracteriza por ser una metodología más uniforme y efectiva.

Por otro lado, la UV centra sus esfuerzos en diseñar y desarrollar elementos que puedan instalarse en la red de baja presión impresos en 3D. La principal ventaja reside en que este tipo de impresión "permite la incorporación de diversas sustancias antimicrobianas a los materiales de partida para proveer a las piezas finales unas características únicas y específicas".

El efecto en el crecimiento de las plantas, árboles y arbustos de las soluciones propuestas será evaluado en la UPV usando plantas de Arabidopsis thaliana. La consecución e implementación de las soluciones propuestas permitirá mejorar las capacidades y resiliencia de las conducciones de la red de baja presión, optimizando, además, el control de las bacterias viables en el agua y en el control del biofilm formado.

La ejecución del proyecto, la coordinación de las diferentes actividades entre los socios y la consecución de los diferentes objetivos permitirá la mejora del tejido empresarial de la Comunitat Valenciana ofreciendo nuevas salidas a diferentes sectores empresariales. De esta manera, se fomentará el aprovechamiento de los recursos y la cooperación entre industrias para reducir la huella hídrica.

Para el concejal y responsable de Emivasa, Carlos Mundina, "la consecución e implementación de las soluciones propuestas permitirá mejorar las capacidades y resiliencia de las conducciones de la red de baja presión de la ciudad de València y así seguir mejorando, en este caso, la calidad del agua que se usa para baldeo de calles o el riego de jardines".

Contador