Publicado 04/03/2021 11:14CET

Un estudio de Incliva confirma la eficacia de una secuencia corta de ARN como marcador diagnóstico de cáncer de mama

Archivo - Investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, del Hospital Clínico de Valencia.
Archivo - Investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, del Hospital Clínico de Valencia. - INCLIVA - Archivo

VALÈNCIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una investigación del Instituto de Investigación Sanitaria Incliva, del Hospital Clínico de València, dirigido por el doctor Juan Miguel Cejalvo --del Grupo de Investigación de Biología en Cáncer de Mama-- y la doctora Pilar Eroles, --co-coordinadora de este grupo--, confirma la eficacia del microRNA-30b circulante como marcador diagnóstico de cáncer de mama, así como su capacidad para detectar cualquiera de los tres subtipos de cáncer de mama, incluso en su estadío más inicial.

Los resultados del estudio se han publicado recientemente en ESMO Open, en un artículo titulado 'Circulating miR-30b-5p levels in plasma as a novel potential biomarker for early detection of breast cancer', que tiene como primer firmante a Anna Adam- Artigues, investigadora del citado grupo de Incliva y beneficiaria de una de las Ayudas predoctorales de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en València.

En la investigación han participado, además, los investigadores Ana Lluch, Begoña Bermejo, Iris Garrido-Cano, Soraya Simón, Belén Ortega, Santiago Moragón, Ana Lameirinhas y Octavio Burgués. Por parte del Instituto Portugués de Oncología (IPO) de Porto han intervenido Vera Constancio, Sofia Salta, Rui Henrique y Carmen Jerónimo.

La investigación se planteó con el objetivo de evaluar el potencial del microRNA miR- 30b-5p circulante en plasma sanguíneo como marcador diagnóstico de cáncer de mama. Los microRNA son secuencias cortas de ARN que pueden ser expulsados por las células al torrente sanguíneo y ser detectados mediante PCR.

En primer lugar, se observó, en más de un centenar de muestras de tumor de mama de pacientes del Hospital Clínico de València, que este microRNA se encontraba diferencialmente expresado en tejido tumoral comparado con tejido mamario sano.

A continuación, se evaluó si esta diferencia se mantenía en el nivel de microRNA circulante en sangre. Para ello, se recogieron alrededor de 100 muestras de plasma sanguíneo de pacientes de cáncer de mama del Hospital Clínico de València y otras 100 donantes sanas disponibles en el Biobanco de Incliva.

En estas 200 muestras se confirmó que el nivel de microRNA-30b es un potencial marcador diagnóstico de cáncer de mama. Para validar este hallazgo, se estableció una colaboración con el IPO de Porto, donde se recolectaron alrededor de 50 muestras de plasma de pacientes de cáncer de mama y otras 50 de donantes sanas.

En este segundo set de muestras se confirmó la eficacia del microRNA-30b circulante como marcador diagnóstico de cáncer de mama. Además, se demostró que el microRNA-30b circulante es capaz de detectar cualquiera de los tres subtipos de cáncer de mama incluso en su estadío más inicial.

Por otra parte, se observó que las pacientes metastásicas presentan mayores niveles de microRNA-30b en sangre que las no metastásicas.

Las muestras fueron facilitadas por el Biobanco de INCLIVA en colaboración con el departamento de Anatomía Patológica del Hospital Clínico de València, Red Valenciana de Biobancos y Biobanco IPO-Porto.

Este estudio ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, fondos FEDER (PI18/01219). Anna Adam-Artigues cuenta con una Ayuda predoctoral de la AECC València y Juan Miguel Cejalvo, con una beca Río Hortega de la Sociedad Española de Oncología Médica. El estudio ha contado con la ayuda económica de las asociaciones Amunt Contra el Càncer de Dénia y Ágora-Foia de Castalla.

Para leer más