Publicado 23/02/2021 10:30CET

Un estudio revela que el lenguaje televisivo de Los Desayunos de TVE pudo beneficiar al PP en 2018

Archivo - Imagen De Las Instalaciones De RTVE En Torrespaña
Archivo - Imagen De Las Instalaciones De RTVE En Torrespaña - EUROPA PRESS - Archivo

VALÈNCIA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una investigación dirigida por el profesor de la Universitat de València (UV) Sebastián Sánchez analiza la narrativa audiovisual en las entrevistas a las principales figuras de los partidos políticos españoles del programa 'Los Desayunos de TVE' durante 2018, donde los representantes del partido del gobierno (PP) y aquellos más afines fueron presentados de forma "más beneficiosa" de cara al público que los de la oposición.

Esta narración televisiva se plasmó en una realización que priorizaba los primeros planos de los entrevistados en preguntas "incómodas" y una realización de preguntas más complejas, resalta la institución académica en un comunicado.

El estudio, publicado en 'Mediterrània de Comunicació' con Sánchez como primer firmante (departamento de Teoría de los Lenguajes y Ciencias de la Comunicación), analiza metodológicamente la capacidad de la televisión para imponer puntos de vista políticos mediante la figura del presentador y la realización audiovisual. También participan Esteban Galán (Universitat Politècnica de València) y Arnau Grifeu (Universidad de Girona).

En concreto, examina en 'Los Desayunos de TVE' las preguntas y su intensidad según a qué político se entrevistaba. Como conclusión, detecta que los representantes de los partidos de la oposición recibieron preguntas más "difíciles" que los del gobierno y sus socios (PP y Ciudadanos) en 2018, y que, además, el lenguaje visual utilizado mediante la realización del programa perjudicaba más a los partidos de la oposición (PSOE y Unidas Podemos).

La metodología ha permitido identificar rasgos utilizados por los realizadores para influir en el espectador, como los llamados planos de escucha: mientras se efectúa una pregunta que se podría considerar de difícil respuesta, se muestra un plano con la expresión del entrevistado. Este recurso puede dar una imagen negativa del entrevistado, mientras que, si se evita, puede ayudar a amortiguar estas preguntas difíciles.

A partir de ahí, el análisis detecta una correlación entre la "dificultad" de las preguntas y el uso de estos recursos audiovisuales, así como una variación de esta dependiendo de la posición política que representa.

Los resultados apuntan hacia una relación entre la aproximación narrativa y la línea editorial del medio. Aunque los motivos que explican este sesgo se escapan de los límites de esta investigación, para los autores resulta interesante seguir con trabajos de estas características que permiten ofrecer patrones de análisis capaces de descubrir su eficacia en términos de resultados electorales.

Contador

Para leer más