Fulgencio dice que "nadie dictaminó una situación de riesgo" de suicidio del interno fallecido en el CIE de Zapadores

Actualizado 17/07/2019 12:30:58 CET
Activistas y políticos se concentran en protesta por la muerte de un interno que se suicidó en el CIE dE  València
Activistas y políticos se concentran en protesta por la muerte de un interno que se suicidó en el CIE dE València - EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha afirmado que la Policía Nacional "adoptó las medidas para preservar la vida" del interno en el CIE de Zapadores (Valencia) que se suicidó el pasado lunes. Ha explicado, en este sentido, que tras verse implicado en una pelea, la vigilancia "no era sobre el interno sino para protegerlo de otros", ya que "nadie había dictaminado una situación de riesgo de que pudiera atentar contra su vida" ni "en ningún momento se planteó que hubiera de protegerlo de él mismo, si no, se hubiera actuado con otro protocolo".

Así lo ha manifestado Fulgencio, en la presentación de los agentes en prácticas para la provincia de Valencia, a preguntas de los medios sobre si hay novedades en la investigación sobre la muerte de un joven marroquí de 25 años interno en este centro. Según el delegado del Gobierno, el hombre se suicidó minutos después de verse involucrado en una pelea.

Al respecto, ha comentado que "la información se ha puesto a disposición de la autoridad judicial, que tendrá que hacer la valoración", al tiempo que ha querido "dejar claro a la ciudadanía que estamos hablando de un suicidio, no hay ninguna otra causa". Ha añadido que las críticas procedentes de determinados colectivos "entran dentro de la circunstancia de la propia existencia del centro" y no como reproche a un luctuoso suceso.

El delegado ha insistido en que "se adoptaron por parte de la Policía Nacional las medidas para preservar la vida de esta persona, que se sentía triste después del incidente de estos internos: se le intentó proteger porque se sentía nervioso y fruto de ese nerviosismo quizás decidió acabar con su vida si así lo determina la autoridad judicial, las grabaciones son claras".

Preguntado sobre el tiempo que transcurrió entre la pelea y el descubrimiento del cadáver, Fulgencio ha precisado que "la vigilancia no era sobre el interno, sino para proteger al interno, porque nadie había dictaminado una situación de riesgo de que pudiera atentar contra su vida" más allá de la "tristeza" y había sido tratado también por los médicos. "El dejarlo en una habitación era para protegerlo de los demás y en ningún momento se planteó que hubiera que protegerlo de él mismo, en otro caso se hubiera actuado con otro tipo de protocolo", ha apostillado.

Sobre la posibilidad de cerrar este tipo de centros de internamiento de extranjeros, ha señalado que "están los dos convencimientos personales, los políticos y la legalidad". "Los CIE están regulados, son instituciones que tienen que funcionar, y no corresponde a este delegado opinar sobre esta cuestión, más allá de mi propia opinión personal, sino que corresponde en todo caso a los poderes legislativos, el Congreso y el Senado, si esto con la legislación europea pudiera ser posible o no".

"BIEN ATENDIDO"

También se le ha planteado al delegado si hay suficientes efectivos en el CIE, a lo que ha respondido que "nunca" va a decir que hay suficientes medios. Ha reconocido que se viene de una situación de "plantillas deficitarias que ha repercutido en todos los servicios", aunque ha considerado que, "con las circunstancias que tenemos", el CIE de Zapadores "está bien atendido".

En todo caso, ha subrayado que el Ejecutivo de España es "consciente de que el l CIE de Zapadores tiene que ser remodelado y está previsto en el Plan de Infraestructuras de la Seguridad del Estado que si se consigue aprobar presupuestariamente en algún momento porque tenemos Gobierno y Presupuestos se ejecutaría con absoluta prioridad". "Con un CIE más moderno, las condiciones serían mucho mejores", ha admitido,

Para leer más