Publicado 26/06/2018 13:12CET

La influencia del tiempo, la luz y el espacio en la arquitectura, bajo la mirada de José Manuel Ballester

Exposición de José Manuel Ballester en Fundación Bancaja de València
FUNDACIÓN BANCAJA

VALÈNCIA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Premio Nacional de Fotografía José Manuel Ballester muestra su "singular interpretación" del espacio arquitectónico en Fundación Bancaja, en un recorrido por su obra que revela la esencia del trabajo del pintor y fotógrafo madrileño, que gravita en torno a tres claves fundamentales en su concepción artística: el tiempo, la luz y el espacio.

Así lo han destacado este martes en rueda de prensa en una de las salas de Fundación Bancaja, en València, el propio artista, junto al presidente de la entidad, Rafael Alcón, y las comisarias de la exposición, María de Corral y Lorena Martínez de Corral. 'José Manuel Ballester. Bosques de luz', que puede visitarse hasta el 23 de septiembre, es una selección de 21 obras del artista, de las que en València se mostrarán algo más de la mitad para su correcta adecuación al espacio, sobre lo que Ballester ha explicado que no supone una "mutilación" del contenido.

Junto a fotografías de gran formato, Ballester también muestra un apartado de 'Espacios ocultos', donde realiza una relectura de obras maestras de la pintura italiana del Renacimiento -como una intervención en 'La Anunciación de Fra Angelico', que convierte en 'Lugar para una Anunciación'- para así trasladar su "fijación" por "eliminar aspectos narrativos" y "mostrar espacios vacíos y sin personajes", con lo que "el paisaje se convierte en protagonista", ha comentado.

Con este trabajo, que le ha llevado alrededor de diez años, el artista "no se propone desarrollar un lenguaje fotográfico específico, sino utilizar el objetivo como testigo para justificar, registrar, matizar e interrogar la actualidad y el progreso", en opinión de las comisarias de la muestra, que han resaltado que se presentan imágenes que "ya no se puede ver", dado que es "la historia de cómo los espacios han ido cambiando".

Así, Ballester trabaja a través de series repartidas por temas, como son los grandes espacios paisajísticos -desde China hasta Brasil-, las naves industriales, a las que el artista señala como espacios desde los que contemplar el pasado y el futuro; y los museos.

Rafael Alcón ha destacado que Ballester es un "creador clave del arte contemporáneo español" y que, por medio de esta exposición, se posibilita entrar en "la profundidad de su creación" y la "confluencia de lenguajes" que supone que en sus instantáneas se aprecie "su dominio de la pintura".

AUSENCIA DE LA FIGURA HUMANA

Las obras presentes en la exposición se caracterizan por la ausencia de la figura humana que el artista atribuye a su "predilección por escoger aquellos momentos en que la presencia directa se desvanece o desaparece por un momento o mi inclinación por buscar lugares que dejaron de ser activos para convertirse en espacios abandonados o en ruinas o que por sus características están ocultos o al otro lado de la sociedad, bien por su marginalidad o por sus características especiales".

El artista encuentra el motivo de su obra en los espacios de fricción entre la arquitectura y la ciudad, la pintura y la fotografía o entre lo artificial y lo natural. Su obra refleja a menudo la complejidad de la experiencia urbana a través de un nuevo punto de choque, el que confronta al individuo con la globalización.

Ballester reivindica las "enormes posibilidades" que brinda la fotografía digital como aliada en la creación de lo que él denomina un "nuevo pictorialismo". "Me he servido de disciplinas en principio muy diversas entre sí, que pasan del pincel al ordenador... Cuando comencé a estudiar el mundo de la fotografía digital descubrí el alejamiento que suponía la fotografía analógica respecto de la pintura. Con el nacimiento de la fotografía digital y sus posibilidades de manipulación, se producía un reencuentro con la forma de entender el proceso creativo muy afín a los procedimientos plásticos hasta ahora conocidos", ha puesto de relieve el artista.

"De hecho --ha continuado--, siempre he considerado la arquitectura de Photoshop, su diseño, como un amplio tratado de pintura que recuerda los grandes tratados escritos a lo largo de la historia. Esta gran afinidad es la que ha creado un movimiento muy fuerte que me gusta nombrar como período neopictorialista".

A este respecto, María de Corral y Lorena Martínez de Corral han apuntado que Ballester es "un gran investigador" porque "está siempre indagando sobre técnicas" y han subrayado que, a través de la fotografía digital, (Ballester) "puede seguir con su visión de pintor, cada fotografía es una pintura".