Actualizado 29/09/2009 21:31 CET

Las lluvias cortan el enlace de Santa Quitèria por Rambla de la Viuda y el by-pass de Ben-Afelí en Almassora

CASTELLÓN, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Almassora (Castellón) mantiene operativo el protocolo activado la noche del pasado domingo para luchar contra los efectos de la gota fría, que ha provocado el corte del enlace de Santa Quitèria por la Rambla de la Viuda y el by-pass de Ben-Afelí.

El retén de operarios que compone el dispositivo ha estado actuando en los puntos del municipio donde se han registrado incidencias y que, en el caso del acceso rodado a Santa Quitèria, ha provocado el corte del paso que cruza la Rambla de la Viuda.

Hasta la zona se ha desplazado un agente de la Policía Local para informar a los vehículos de la imposibilidad de acceder al paraje residencial por esta conexión, según informó el Ayuntamiento en un comunicado.

Por lo que respecta al casco urbano, se han producido incidencias "puntuales" que han sido atendidas por los agentes de la Policía Local que se han movilizado para atender las necesidades registradas de acuerdo al protocolo municipal. Los efectivos han operado en distintos puntos de la localidad, entre ellos el by-pass del Camí Ben-Afelí, que ha quedado cortado al tráfico, realizando señalizaciones, controles de accesos y pasos rodados para evitar nuevas incidencias.

Por lo que respecta al distrito marítimo, desde primera hora de la mañana los concejales de Urbanismo, Playas y Servicios Públicos, Enrique Brisach, Vicente Bernat y José Martínez, se han trasladado hasta allí para supervisar las necesidades de los vecinos que han sufrido un corte del suministro de electricidad.

Esta incidencia ha dejado en desuso la bomba de achique del sistema de drenaje de pluviales y el grupo electrógeno alternativo instalado en el entorno del Xopar, lo que ha obligado a sustituir la conexión eléctrica por otro sistema electrógeno alternativo.

A partir de las 11.00 horas se ha repuesto el servicio en esta estación de bombeo gracias a la instalación de un nuevo grupo electrógeno y se ha reactivado el sistema para evacuar las aguas acumuladas en el entorno. Las ocho bombas que drenan pluviales en la costa evacuan a razón de 600 metros cúbicos por minuto, "prácticamente el caudal de un río", señaló el concejal de Urbanismo, quien añadió que "el problema no es la capacidad de absorción de las estaciones de bombeo, ya que las bombas drenan el agua con eficacia, sino la cantidad de pluviales que llegan hasta el litoral".

El acceso a la costa es "muy limitado" por lo que se recomienda que se eviten desplazamientos que no resulten estrictamente necesarios. Agentes de la Policía Local, apoyados por efectivos de la Guardia Civil, así como miembros del retén de la brigada municipal de obras, es decir, "más de medio centenar de personas están movilizados para atender las necesidades y se reforzarán esta tarde", señaló el concejal.

El alcalde de Almassora, Vicente Casanova, acompañado por el concejal de Seguridad, Luis Martínez, y el de Playas, Vicente Bernat, realizó un recorrido por los principales puntos afectados, especialmente la playa, a fin de reconocer a primera hora de la tarde el estado de cada uno de los sectores de la localidad.

El registro acumulado en Almassora, según el pluviómetro de Santa Quitèria, era de 170 litros hasta las 12.00 del mediodía. El registro más elevado se alcanzó a las 2.15 horas de la madrugada de ayer con 87 litros y hoy a las 11.45 horas se han alcanzado los 58 litros.