Más de 80 entidades llaman a la movilización y al voto contra la extrema derecha: "No podemos ser espectadores pasivos"

Más de 80 entidades llaman a la movilización y al voto contra la extrema derecha
EUROPA PRESS
Publicado 04/04/2019 13:55:26CET

Convocan una gran manifestación el domingo 7 de abril a las 12.00 horas ante el Congreso de los Diputados en Madrid

VALÈNCIA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un total de 85 entidades sociales han dado a conocer este jueves un manifiesto contra las "políticas extrema derecha" que advierte del "peligro evidente de involución" en materia de derechos que supone su irrupción en las instituciones políticas y la proliferación de discursos que "criminalizan" a la mujer, a la inmigración, al colectivo LGTBI y que cuestionan la memoria histórica.

El documento señala que las "organizaciones de extrema derecha no deben entrar en las instituciones" y exige a los partidos que concurren en las elecciones del 28 de abril y el 26 de mayo, y que se autodenominan democráticas, "que se compromentan a no pactar con organizaciones que defienden esta ideología" y que dejen de "blanquearla y legitimarla".

También apela a la ciudadanía: "No podemos convertirnos en espectadores pasivos". Así invita a reflexionar antes de depositar el voto en un partido y llama a una gran movilización el próximo domingo 7 de abril, a las 12.00 horas, ante el Congreso de los Diputados de Madrid para reivindicar "ni un paso atrás" en leyes y derechos adquiridos.

El manifiesto --presentado este jueves en València por representantes de diversos colectivos que lo suscriben-- critica que "partidos que se denominan constituconalistas, amparados por el sistema democrático que garantiza los derechos de representación de todas las ideologías políticas, no tienen ningún pudor para pactar acuerdos de gobierno con fuerzas políticas de extrema derecha".

De este modo, expresa su "rechazo de plano al pacto político con quiene defienden en su programa la liminactión o eliminación de distintos logros sociales conseguidos tras años de luchas y compromiso de generaciones enteras" y asegura que no va a consentir "que se pongan en peligro los princpios básicos de una sociedad justa e integradora, donde los poderes públicos han de estar al servicio de la ciudadanía, protegiendo de forma muy ewspecial a los sectores más vulnerables".

No se puede consentir, continua el texto, "que sean cuestionadas las leyes implementadas para intentar combatir el machismo y proteger a las mujeres de la violencia de género". Tampoco caben "los discursos del odio contra la población LGTBI", por lo que insta a "blindar" las normativas existentes como las leyes valencianas Trans y LGTBI.

Denuncia también los "discursos xenófobos y discriminatorios" de algunos partidos políticos que "criminalizan a la población migrante, haciendo gala de un discurso incendiario que busca el conflicto entre los trabajadores autóctonos y los migrantes, ocultando las causas y veraderos responsables de la creciente precariedad que afecta a todos".

El manifiesto expresa "preocupación" por "actitudes que recuerdan a épocas pasadas más oscuras de la historia de Europa, en la que también se culpabilizó a los débiles y se acusó al extranjero", por lo que llama a representantes políticos e institucionales a "comprometerse en la defensa de valores democráticos y antifascistas" y defender "la Memoria Democrática".

"VOX, CUATRO FOBIAS POR BANDERA"

En representación de los colectivos feministas, Trinidad Benavent ha asegurado que "Vox abre una brecha en el sistema democrático" con "cuatro fobias por bandera: el feminisno, los nacionalismos periféricos, la inmigración y las libertades individuales" y un discurso lleno de "mentiras, resentimiento y odio". A su entender, la extrema derecha es la pasarela del neoliberalismo más destructor".

Asimismo, ha censurado que partidos como PP y Ciudadanos hayan caído en "graves contradicciones" intentando "blanquear y legitimar" a Vox y ha advertido: "no vamos a permitir obstáculos para acabar con la violencia de género y con la precariedad económica de las mujeres".

Desde la asociación Antígona, Tina Guillén, ha alertado de la "amenaza" a los derechos que supone que se extiendan las políticas que ya han irrumpido en Andalucía con la entrada de Vox a la Junta, y que pese a decirse católicos "criminalizan" a los inmigrantes, en contra de lo expresado por el Papa Francisco en 'Salvados'.

Precisamente, desde mujeres migrantes, Amparo Madrigal ha alertado que las leyes migratorias pueden ser "mucho peor" con grupos "claramente xenófobos y que no llevan en sus programas la defensa de los derechos humanos" y ha criticado que Europa "dificulte" la llegada de refugiados e inmigrantes y se "criminalice" a las personas que están ayudando a las personas que vienen en patera.

Por los colectivos de Memoria histórica, Elisa Sanchis, ha lamentado que 80 años después de la Guerra Civil "todavía no esté solucionado el problema y haya gente en fosas". "¿Cómo puede ser que haya partidos que estén diciendo que se están reabriendo heridas?", ha cuestionado, cuando "para muchos nunca se cerraron". A su entender, es necesario "conocer nuestra historia" y "explicar lo que ha pasado sin odios, sin rencor, sin bandos".

Desde los colectivos LGTBI, Cristina Ochando criticado las "pseudoterapias" como las que propone el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, para "curar la homosexualidad" y con consecuencias muy graves para las personas que pueden llevar incluso al suicidio". "No se puede curar lo que no es una enfermedad", ha remarcado.

Además, ante los partidos que minimizan las agresiones verbales o físicas a la población LGTBI ha instado a "proteger" sus derechos con una Ley Estatal que emule la valenciana.

Contador