Publicado 15/09/2021 14:42CET

Mazón (PPCV) asegura que el trasvase Tajo-Segura sufre recortes "políticos" y no "técnicos" y pide "sentido común"

Archivo - Mazón en la diputación
Archivo - Mazón en la diputación - DIPUTACIÓN DE ALICANTE - Archivo

ALICANTE, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Alicante y del PPCV, Carlos Mazón, ha asegurado este miércoles que el trasvase Tajo-Segura sufre recortes "políticos" y no "técnicos", por lo que ha pedido "sentido común" para reivindicar el agua "que nos merecemos" y que "nos están quitando".

El dirigente 'popular', en declaraciones a los medios en Villena (Alicante) durante el acto de la 'Vendimia Abierta 2021', Mazón ha sostenido que el discurso "real" de la defensa del agua "está aquí", junto el de la "sostenibilidad" y el de la "justicia". Igualmente, Mazón ha afirmado que el Júcar-Vinalopó está sufriendo "retrasos injustificables".

"Sigo reivindicando el agua que nos merecemos y nos están quitando, y pido algo de sentido común, ya no lo digo ni siquiera con enfado, lo digo con búsqueda de justicia", ha señalado en el acto, donde ha participado junto a la Comunidad General de Usuarios de Regantes del Alto Vinalopó.

"Tenemos una ministra de Pedro Sánchez que dice que los trasvases son una barbaridad y tenemos un Gobierno de la Generalitat Valenciana que todavía no ha dado un puñetazo encima de la mesa por esta cuestión", ha dicho, y ha añadido: "Basta ya de decir que el trasvase es una barbaridad, porque la barbaridad sería acabar con él".

En esta línea, ha añadido que "si la lucha es contra el cambio climático, la mejor manera es reconocer que tan caudal ecológico es el de la cuenca excedente como el que recibe". "Somos tan caudal ecológico como el Tajo o cualquier otro río, esto también es caudal ecológico; si no tuviéramos nuestro caudal ecológico, la transición medioambiental sería mucho más complicada", ha sostenido.

De la misma forma, ha añadido que "el respeto al medioambiente sería mucho más complicado porque sólo del Tajo-Segura dependen más de 40 millones de árboles". "Sin esos árboles tendríamos un desierto, ni tendríamos medioambiente, ni ecología, ni transición ecológica", ha dicho.

Así, ha dicho que la desalación "no puede ser la solución, porque tiene un coste energético que "cuadriplica" y eso "también es malo para el medioambiente". "El discurso de la reivindicación está aquí también, por lo que basta ya de decir que el trasvase es una barbaridad porque la barbaridad sería acabar con el trasvase", ha finalizado.

Contador

Para leer más