Moratoria para que algunos centros se adapten a la nueva normativa de extraescolares

Niños practicando deporte en un colegio
GVAEDUCACIO
Actualizado 05/09/2018 12:51:44 CET

VALENCIA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Educación permitirá que algunos centros educativos con jornada partida continúen con su funcionamiento habitual de extraescolares durante este curso para que tengan tiempo de adaptarse a la nueva normativa que regula estas actividades.

Desde el departamento de Campanar recuerdan que la normativa que ha impulsado prevé que las extraescolares han de ser que de forma generalizada gratuitas y que en aquellos casos en los que el consejo escolar lo determine puede haber un máximo de dos extraescolares de pago de no más de 25 euros.

También se contempla que para el alumnado que desee ir a extraescolares de pago y que no tenga suficientes recursos económicos
--los que tienen beca comedor o los que están en la misma situación económica-- "el pago lo cubre la Conselleria, que es quien transfiere el dinero para hacerlo efectivo a cada centro". "Por lo tanto, --aseveran-- la normativa adoptada el que pretende es favorecer que todo el mundo tenga las mismas oportunidades independientemente de su situación económica".

Fuentes de la Conselleria han explicado a Europa Press que "la normativa está vigente y muchos centro de jornada partida se han adaptado sin problemas en beneficio absoluto de la igualdad de oportunidades del alumnado".

Añaden que, no obstante, "desde ciertas zonas específicas algunas comunidades educativas --direcciones de centros y familias-- habían comunicado que no podían adaptarse tan rápidamente". Y como la administración valenciana "escucha y es flexible" ha decidido que este curso aquellos centros de jornada partida que lo necesiten, sigan con las extraescolares tal y como habían funcionado hasta ahora y que durante este curso se vayan adaptando de cara al futuro.

"Hemos escuchado a la comunidad educativa sin desviarnos de nuestros objetivos, que es que ningún niño se quedo sin extraescolares para tener menos recursos, y corregir esas desigualdades que hay en nuestra sociedad", han insistido.

Por su parte, la federación de asociaciones de madres y padres de alumnos FAMPA-València ha celebrado esta moratoria en la aplicación de la nueva normativa de las actividades extraescolares, "una decisión que ha pedido continuamente y que ha sido posible gracias a la reivindicación de las AMPA", ha considerado.

FAMPA-València apunta, a través de un comunicado, que "desde el momento en que se publicó la normativa el pasado más de junio, expresó sus reservas y ha estado a la espera de una clarificación que ha ido pidiendo continuamente y que por fin ha llegado".

La federación recogió las quejas de sus AMPA, que pedían ayuda puesto que tenían organizadas las actividades extraescolares para el próximo curso. La norma --que, para este colectivo llegó "tarde"-- "trastocó el funcionamiento de las extraescolares a los centros educativos de jornada partida".

El presidente de FAMPA-València, Màrius Fullana, y la secretaria general, Esther Concepción, se reunieron al final de agosto con el director general de Política Educativa, Jaume Fullana, en respuesta a la petición de reunión al conseller, Vicent Marzà, donde se pedía la paralización de la norma y, posteriormente, su revisión de forma participativa con la comunidad educativa.

La respuesta de la Conselleria, explica la entidad, ha llegado en un comunicado firmado por el secretario autonómico, Miquel Soler, donde se establece una moratoria de aplicación de la norma en jornada partida. "Aun así --prosiguen-- ha comunicado a FAMPA-València que trabajará una nueva normativa con la participación de la comunidad educativa que se adecue mejor a las necesidades de los centros y de las familias tal como ha pedido la federación".

COMISIÓN EN LA MESA DE PADRES

FAMPA-València expresa su satisfacción por que la Conselleria responda pero pide la creación de una comisión de extraescolares dentro de la mesa de madres y padres o en cualquier otro órgano que trabaje una norma "clarificadora" junto con el resto de la comunidad educativa que ayudo a las AMPA porque "es una cuestión que nos implica directamente", subrayan.

"La respuesta de la Conselleria es resultado del trabajo y la reivindicación de nuestras AMPA que son las que día a día prestan su servicio en la escuela pública, pero queremos que la administración cree el órgano de participación donde tengamos cabida porque es lo que esperamos y el compromiso adoptado", concluye Màrius Fullana.