Actualizado 07/10/2009 21:24 CET

El nuevo brote de legionela en Alcoi eleva a ocho el número de afectados por la enfermedad en el municipio

ALICANTE, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director general de Salud Pública, Manuel Escolano, afirmó hoy que desde que el pasado jueves se detectara un nuevo brote de neumonía por legionela en Alcoi (Alicante), el número de personas afectadas por la enfermedad se ha elevado a ocho, de las cuales cuatro ya han recibido el alta y otras cuatro permanecen ingresadas en el Hospital Virgen de los Lirios.

Así mismo, subrayó que Sanidad "ha revisado todas las instalaciones en funcionamiento, ha tomado muestras, ha revisado también las instalaciones que no estaban activas para constatar que su estado es adecuado, está realizando una búsqueda de una instalación clandestina y está revisando cualquier otro posible riesgo que pudiera justificar" el origen de este nuevo brote.

Manuel Escolano ofreció estos datos hoy en Alcoi durante una rueda de prensa en la que informó del estado de la situación epidemiológica registrada en la ciudad y de las actuaciones realizadas por la Conselleria de Sanidad para detectar el foco de este nuevo brote.

En este sentido, Escolano destacó que las edades de los afectados por la legionela oscilan entre los 59 y los 80 años y que de los cuatro pacientes ingresados uno se encuentra en estado grave, puesto que padece una patología previa, aunque presenta "cierta estabilidad y una buena evolución". Los otros tres ingresados se encuentran estables.

Además, Escolano indicó que las pruebas practicadas hasta el momento permiten acotar los focos de infección en "la zona centro-alto y en el ensanche" del municipio. Asimismo, apuntó que la Generalitat hace actuaciones de control "durante todo el año" en Alcoi para "conocer el estado de la red de aguas y de cualquier otro factor de riesgo".

NINGUNA INSTALACIÓN DE RIESGO PARA EL CASCO URBANO

Así, el director general de Salud Pública destacó que "del 1 al 6 de octubre se han hecho inspecciones en 325 establecimientos, se han revisado 53 establecimientos censados, se han realizado inspecciones de precintos en 19 instalaciones y se han tomado 50 muestras de distintas instalaciones que pudieran ser de riesgo".

"Tenemos siete ingenieros, más personal de apoyo de Salud Pública, haciendo una búsqueda exhaustiva de las instalaciones que pudieran estar funcionando, que no estuvieran censadas y que pudieran justificar esta situación", continuó Escolano, quien añadió que no hay "ninguna instalación de medio o mayor riesgo que afecte al casco urbano" y que existen en estos momentos "133 instalaciones activas bajo el supuesto de riesgo bajo en Alcoi".

Escolano apuntó que espera que "la semana que viene se puedan tener resultados de las actuaciones que se están haciendo" para ser más concretos. Por último, señaló que en el momento en el que se tengan las conclusiones de las pruebas practicadas "si consideramos que realmente tenemos que actuar estructuralmente sobre algunos aspectos de la ciudad de Alcoi lo haremos, y si realmente concluimos que tenemos que protocolizar de forma exhaustiva algunas cuestiones que en estos momentos puedan suponer un riesgo para la población, pues también lo haremos".