Ornitólogos denuncian la muerte de aves rapaces protegidas en tendidos eléctricos no corregidos

Publicado 02/12/2019 13:47:25CET
Águila Muerta En Un Un Tendido Eléctrico
Águila Muerta En Un Un Tendido Eléctrico - SOCIETAT VALENCIANA D’ORNITOLOGIA

VALÈNCIA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Societat Valenciana d'Ornitologia (SVO) denuncia la muerte de al menos cinco aves rapaces protegidas en las últimas semanas en tendidos eléctricos no corregidos de la Comunitat, la última un águila real (Aquila chrysaetos) en Camporrobles (Valencia).

Los otros animales fallecidos son un búho real (Bubo bubo) por electrocución en Caudete de las Fuentes (Valencia), otro búho real por colisión en Muro d'Alcoi (Alicante), un ratonero (Buteo buteo) electrocutado en Caudiel (Castellón) y un águila perdicera (Aquila fasciata) al pie de un tendido eléctrico en Benlloch (Castellón).

La muerte del águila de Camporrobles se produjo el pasado 20 de noviembre, al pie de un tendido eléctrico propiedad de Iberdrola que
"carecía de las medidas adecuadas para evitar la electrocución de avifauna", lamenta la SVO en un comunicado.

Aunque este tendido atraviesa una de las áreas prioritarias designadas en 2010 por la Conselleria de Medio Ambiente, a fin de que
se adecuaran con la máxima urgencia los tendidos eléctricos peligrosos para la avifauna, "nueve años después ni siquiera en estas zonas se ha adecuado más que una mínima parte de las líneas eléctricas existentes".

"Desgraciadamente", la organización advierte que estos casos que han trascendido "apenas representan una mínima fracción de los que realmente ocurren día a día, debido a la dificultad que supone encontrar los cadáveres".

SOBREPOBLACIÓN DE CONEJOS

La SVO asegura que los titulares de todos estos tendidos eléctricos no han actuado preventivamente para evitar estos graves
daños medioambientales, como establece la Ley de Responsabilidad
Medioambiental. También recuerda que la mayoría de los municipios donde se han producido las muertes están declarados con sobrepoblación de conejo de monte (Oryctolagus cuniculus).

En determinadas épocas, el exceso de población de conejos en estas zonas llega a causar "graves perjuicios económicos" en cultivos agrícolas de hortalizas, cereal, viñedo y árboles frutales. Por tanto, "las continuas muertes de aves rapaces en tendidos eléctricos no hacen sino agravar esta problemática, dado que estas especies basan su dieta en el conejo allá donde éste abunda, pudiendo llegar a capturar más de una presa al día".

Ante esta situación, los ornitólogos reclaman la adaptación de los tendidos eléctricos peligrosos para la avifauna en todo el territorio
de la Comunitat, con el objetivo de "acabar con esta masacre sistemática". Exige así que la Generalitat exija la corrección de tendidos eléctricos "antes de causar la muerte a estas aves tan valiosas para el ecosistema".

La entidad conservacionista insta al Consell a que abra expedientes sancionadores a las compañías propietarias de los tendidos eléctricos, que "están incumpliendo la legislación medioambiental y matando aves rapaces protegidas".

Contador

Para leer más